Si por el nombre del producto tuviésemos que adivinar de qué se trata, en este caso nos haríamos una idea bastante equivocada. Si nos hablan de Glossy Lipstick lo más normal es que pensemos que se trata de una marca o un modelo de barra de labios, porque Gloss significa “brillo” y Lipstick es “pintalabios”, siendo la traducción completa algo así como “brillo de labios”.

Bien, pues este brillo de labios en esta ocasión se aplica a un mueble. Andrea Fino y Samantha Snidarola han creado, para la firma Sand & Birch este dulce y juvenil mueble inspirado en unos labios pintados.

Está fabricado en vidrio, Lezan (resina de policarbonato) y silicona, con lo que parece no ser totalmente rígido y tener cierta comodidad. El problema es que se ha creado una edición limitada de tan sólo seis ejemplares, así que sólo unos pocos elegidos podrán disfrutar de él en casa.

Más información:  Sand & Birch

Vía: Dialogo.com