Hoy tengo un dolor de cuello terrible y algo me molesta la cabeza porque dormí de pésima manera. Tuve la suerte de que mi vecino, que vive un piso sobre el mío, decidiera dar una fiesta de cumpleaños a su madre, que ya llegaba a los 85 años de vida. Yo no entiendo como una mujer de 85 años puede querer, un martes, no dormirse a las 10 de la noche como siempre. Estoy segura de que la señora dejó la celebración a las 10 y sus 7 hijos, esposas y esposos de sus hijos, nietos, primos, biznietos, y amigos íntimos de la familia, se quedaron bailoteando hasta las 3 de la mañana.

Afortunadamente siempre hay alguien con peor carácter que el mío en los vecindarios y fue quién se decidió a pedir a la familia completa en celebración que por favor acabaran con la fiesta y que cuidaran un poco más de la salud de la matrona. Qué esas no eran formas de festejarle su cumpleaños sino que lo mejor sería que se fueran a sus casas a dormir. Parece que la mención de la palabra policía surtió efecto inmediato.

Yo acostumbro en esos casos, poner muy bajo mi propia música. Lo importante es que tape el sonido de la otra que en general no me gusta. No veo otra posible solución. Un buen equipo de audio con control de bajos puede permitirnos tener la música mientras dormimos. El Brookstone Tranquil Moments Sound Therapy System es un sistema que ayuda a conciliar el sueño emitiendo sonidos que afectan la forma en que lo hacemos. Tiene diferentes programaciones. Mayor información en la página Web http://beauty.hsn.com