Amigos! ya no queda nada para uno de los días más esperados. Halloween viene con fuerza este año y aquí estamos nosotros para ofrecer las mejores ideas y sugerencias, en cuestión de decoración.

Ya sea para interior o exterior, hoy hablaremos sobre cómo realizar unos estupendos candelabros o sujeta-velas muy curiosos. Lo que caracteriza a estos artículos es que los decoraremos con un hermoso encaje, así aportaremos misterio a las estancias.

Los materiales serán muy sencillos y fáciles de encontrar. Primero selecciona el porta-velas que más te guste, este puede ser un bonito vaso o jarrón pequeño de cristal. En esta ocasión vemos unos pequeños vasos de vidrio, de boca ancha y cortos.

Por otro lado necesitaremos también hilo, aguja, tijeras y uno o varios retazos de encajes -según el número de candelabros que quieras realizar-. El encaje podemos cogerlo de cualquier prenda que no utilicemos, como medias, sábanas antiguas, ropa… etc. También podemos obtenerlo en tiendas especializadas en textiles. 

El color del encaje puede ser el que más nos guste. En esta ocasión se ha trabajado con el color negro, así daremos misterio a la Noche de Brujas. Para empezar corta un trozo de encaje del tamaño del vaso a cubrir… guiate por el diámetro del vaso.

Luego, con el encaje cortado, envolvemos el vaso y cosemos los extremos del encaje. Procura hacerlo así primero y no coser y meter el vaso después. Si lo hacemos con el candelabro dentro la tela quedará más tensa y no caerá.

Como puedes ver es tan sencillo como atractivo. Brinda un toque especial para Halloween con estos hermosos porta-velas de encaje.

Compartir
Artículo anteriorFuertes y bellas – Cocina inteligente
Artículo siguientePuertas plegables: Sus usos y tipos
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!