Buenos días, queridos amigos. Sabemos que en los detalles anda el secreto de la mejor decoración, por ello hoy os enseñaremos a realizar un puf de lo más confortable.

Si tienes poco espacio en tu hogar, o tan solo deseas implementar un fantástico puf para descansar en nuestros momentos libres, hoy te dejamos unas sencillas instrucciones para realizar este tipo de asiento en los colores que más te gusten.

  1. Decide qué tamaño y forma quieres que sea tu puff. Crea un patrón usando papel o papel para patrones con la forma que quieras. Puede ser un cubo, pero los más usuales son en forma de gota.
  2. Corta el patrón en pedazos y haz cortes con ellos en una tela que sea pesada y robusta para que tenga cuerpo. Cose todo junto, dejando una abertura para llenar el puff. Si eres bueno/a con esto de coser, puede hacerle un cierre también para abrirlo y cerrarlo. En el agujero, que debe ser pequeño, pon un tubo de cartón que usarás para llenarlo.
  3. Llénalo con el relleno que prefieras. Puedes usar espuma de poliestireno, granos de maíz o frijoles duros. También, puedes ir a un lugar de tapicerias y ahí venden un material que se usa para los puff, que es a base de anime. Llena todo con cuidado a través del tubo de cartón hasta que tenga suficiente.
  4. Cierra la abertura que dejaste con el cierre o mejor con velcro de fuerza. Lo mejor es que sea de fuerza para que no se abra y suelte todo.
  5. Bate el puff para distribuir todo el relleno y siéntate para probar que tan bien está. Si está muy suave, ponle más. Si está muy firme, quita un poco. Haz esto hasta que estés totalmente cómodo.

Listo, esto es todo. Te saldrá económico y fácil de hacer.