Buenos días, queridos lectores! En el espacio de hoy queremos que brindes a tu casa un rincón lleno de color y frescura.

Para ello nada mejor que añadir un toque de arte al hogar. Por ello hoy ponemos la mirada en un bonito cuadro realizado con crayolas derretidas.

El acabado de este cuadro es espectacular! Si te gustan los colores, seguramente te gustará como queda el resultado final.

cuadro.jpg

Un cuadro de lo más atractivo y económico de realizar. No importa que no sepas dibujar, esto lo puede hacer casi cualquier persona.

Basta con tener unos cuantos colores, los que más te gusten.. en esta ocasión vemos un cuadro de lo más alegre, pero piensa que puedes poner los colores que más te gusten. Incluso puedes hacer un cuadro en uno, dos o varios colores o tonalidades.

Basta con tener algunas crayolas del color que más te guste, un lienzo y una fuente de calor. En este caso basta con utilizar un secador.

Hemos de preparar los colores, si traen algún tipo de papel o pegatina retíralas. Luego basta con ordenarlas, como quieras, en la zona superior del lienzo. Procura poner la punta de los colores hacia abajo.

cuadro.jpg

Para fijarlas a la parte superior del lienzo, basta con pegarlas con un poco de pegamento o silicona. Recuerda poner algo debajo del lienzo para no manchar demasiado, con unos periódicos bastará.

Inclina un poco el lienzo, con las pinturas pegadas y ahora con el secador en la mano lo colocamos en la máxima temperatura. 

El objetivo es derretir las crayolas que verás como comienzan a gotear hacia abajo.. añade calor  de manera uniforme, dentro de lo que cabe.

Cuando veas que el cuadro está como habías pensado, más o menos, apagamos el secador y dejamos secar el cuadro.

Una vez bien seco, ya puedes ubicarlo allá donde más te guste!

cuadro2.jpg