Como todos sabemos el reciclaje es vital para el futuro de todos nosotros, por ello hoy os contamos como reciclar botellas de plástico para convertirlas en funcionales portavelas.

Los materiales que necesitamos son botellas de plástico de refrescos y algo cortante como un cúter o cuchillo. Esta manualidad es muy sencilla y obtendremos unos resultados muy buenos.

Primero tomamos la botella y cortamos practicamente todo el cuerpo, dejando tan solo unos centimetros de base, de esta forma nuestro portavelas tendrá donde apoyarse. El corte procuraremos que sea limpio y simétrico.

Una vez hecho esto procedemos a cortar de igual manera la segunda botella. De esta forma tendremos una parte de abajo, donde se asentará la vela y la zona de arriba que servirá para sostener la vela.

Después encajamos, ambas piezas cortadas, por la boquilla. Para que tenga mayor duración podemos poner en la boquilla de una de ellas un poco de adhesivo específico para plásticos.

Entonces encajamos las boquillas y ya tenemos nuestro hermoso portavelas. Solo bastará con seleccionar unas bonitas velas, en este caso se han elegido de corte largo para dar un aspecto más elegante.

Si quieres decorarlo siempre podemos añadir una cinta de color o pintarlos con acrílico, por ejemplo un color neutro como el blanco, el negro o el rojo quedará perfecto y obtendremos un objeto sumamente decorativo.