¿El estrés del día a día te estropea los planes? ¿Te quita tiempo para dedicarte a ti mismo? Actividades como, por ejemplo, ir a la peluquería se convierten en imposibles por falta de tiempo. En eso mismo estaba pensando Simone Gallucci, estudiante de Diseño de Interiores de IED Madrid cuando se inventó esta barbería móvil.

simone02

Hey! es un proyecto de barbería móvil que aparece y desaparece por la ciudad para que los transeúntes interesados en dar un cambio a su imagen, se animen y decidan embarcarse en esta innovadora forma de acicalar sus barbas.

El invento se caracteriza por una cubierta exterior de tela blanca traslúcida que se abre y cierra dependiendo de la situación. Cuando se mueve por la ciudad, esta capota está abierta y cuando un decidido cliente apuesta por hacerse un cambio de look la pequeña cubierta se cierra.

La estructura interior se inspira en la forma de una bicicleta reclinada con dos ruedas en la parte trasera y una en la delantera. El asiento se encuentra sujeto a la barra principal de la bicicleta, permitiendo varias declinaciones dependiendo del servicio que esté ofreciendo el barbero. En la parte posterior se encuentra la denominada “caja mágica” donde el barbero guarda todas sus herramientas de trabajo necesarias para dejar al cliente hecho un pincel. Todas estas características se complementan con una iluminación LED que alumbra el interior .

simone01-2

 

Este diseño de peluquería ha sido ideado, junto con otras originales ideas, para dar solución a un proyecto organizado por el IED Madrid junto a la newyorkina peluquería Redken, que busca una nueva visión y concepción de este servicio por parte de estos alumnos de Diseño de Interiores con una capacidad creativa inigualable.