muebles de cuero

A todos nos encanta el cuero, y cuando hemos de elegir muebles, preferiríamos elegir muebles de cuero. Algunas veces no lo hacemos por la errada idea que existe, de que los muebles de cuero requieren demasiados cuidados y se arruinan rápido. Esto como hemos dicho, no  es para nada cierto, y los muebles de cuero y su cuidado son algo que no tiene complicación alguna. Aunque el cuero es tratado durante su proceso de curtido, lo que ya nos asegura que tendrá duración y apariencia por mucho tiempo, algunos cuidados básicos lo harán lucir siempre bien.

Las condiciones climáticas es algo sobre lo que se debe tener especial atención, para el cuidado de los muebles de cuero. Si los exponemos a excesiva luz solar, alta o baja humedad en exceso, sufrirá en su apariencia y color, por ello es imprescindible, tener siempre presente las indicaciones del fabricante sobre cómo cuidar de los muebles de cuero. Adicionalmente, te dejamos algunos consejos para el cuidado de los muebles de cuero, muy efectivos.

Colocar los muebles en un lugar adecuado, alejado de los excesivos rayos solares, y si hay necesidad de colocarlos en un lugar expuesto indirecta o directamente, protegerlos mediante el uso de persianas, protectores o cortinas que evitarán el paso directo de los rayos del sol al cuero. Además se debe usar una película filtradora de rayos ultravioleta para proteger el cuero, ésta suele encontrarse en las tiendas especializadas en productos de limpieza y cuidado de muebles en general.

Igual que el sol excesivo es un peligro para la belleza del cuero en los muebles, también lo son las fuentes de calor como la calefacción, porque la exposición a los mismos de manera prolongada daña su apariencia, por ello deben mantenerse bastante alejados de dichas fuentes. Igualmente agrietan el cuero las altas temperaturas y las muy bajas temperaturas, por ello es vital que mantengamos niveles constantes de temperatura, para evitar el moho, y las rajaduras en muebles de cuero.

Continuaremos….