Hoy vamos a darles una idea genial para reciclar una botella plástica y convertirla en una divertida hucha para los niños. Igual la usas como adorno en la casa y claro ¿por qué no pensarla como un regalo para los sobrinos? siempre se pueden hacer cosas maravillosas y siempre resultan entrañables aquellos presentes que nos recuerdan que alguien ha tomado de su tiempo para realizar con esfuerzo y dedicación.

Pues puestas al tema de reciclar una botella y hacer una hucha, no necesitas más que una botella gruesa de refresco entre más ancha mejor porque dará así la apariencia a nuestra hucha, del clásico cerdito. La botella con su tapa y un poco de pintura en spray color rosa, aunque claro, ésta puede variar según tu gusto, así que puedes elegir el color que más te guste para convertirlo en una preciosa hucha.

hucha reciclada

Además un poco de cartón corrugado que pintarás del mismo color o bien lo compras de dicho color, un marcador negro para hacerle la nariz y unos ojos móviles para la mirada.  Además cuatro tapas de botellas similares o más pequeños que servirán para las patas de esta original hucha reciclada de botella de refresco. Una cuchilla con para cortar el plástico de la botella en dos y acortar el cuerpo de nuestra hucha.

hucha reciclada

En la anterior imagen se sigue la secuencia de pasos a seguir para hacer esta preciosidad ¡nos encanta! cortar la botella unir las partes, pintarla y dejar secar, pintar las tapas que servirán de tapa y nariz y luego las orejas. Dejar que seque y con silicón agregar las orejas, los ojos y también pintarle los agujeros de la nariz. Está lista para verse preciosa y claro que podrás variarla a tu antojo ¿por qué no intentar una familia de divertidos cerditos reciclados?

Imágenes: Inspiring Ideas