Hoy os propongo este comedero de mascotas con un estilo algo más rústico, que en otras ocasiones. Si te encanta la madera para decorar y dispones de este material, restos de cualquier obra o de alguna poda, puedes utilizarlo para crear excelentes proyectos.

comedero de mascotas

Por este motivo, os dejo una estupenda idea. Se trata de un comedero de mascotas. Tanto para perros, como para gatos el comedero lo puedes poner donde quieras y crearlo lo grande o pequeño que necesites.

Basta con un trozo de madera, que debe ser tratada y cuidada para nuestro objetivo. Los agujeros los haremos con las herramientas correspondientes, hemos de medir primero para que el plato o cuenco de comida quede en su sitio. Luego traza un círculo donde vayas a hacer el agujero y, por último, ve eliminado poco a poco la madera… creando un hueco.

Puedes hacer dos huecos uno para la comida y el otro para la bebida o bien dos huecos para platos de comida si tienes más de un perro o gato. También se hace una estupenda solución para perros más altos, así no tendrán que agacharse tanto; a los perros pequeños casi no les supone esfuerzo, pero si tu perro es grande y alto verás que el pobre tiene que agacharse mucho más que el resto.

La madera que escojas deberás comprobar que está sana, que no esté podrida o contenga inquilinos que incluso puedan pegarse a los animales. Os recuerdo que también hay productos que se pueden comprar para tratar la madera.

Después de hacerle ambos agujeros o uno solo, en función de tus necesidades, tendremos que lijarla muy bien. Lija cada recoveco y después elimina los restos. Después de esto la madera estará lista para ser pintada, para que le añadas una imprimación o bien para que la barnices. Si la barnizas te durará mucho más tiempo y podrás tenerla al aire libre ¿Qué te parece la idea?

foto: woohome

  • Francisco Suarez

    Formidable! lo puedo poner en cualquier parte,si tropiezan que se fastidien,pero no viran los BOWLS,YES!

  • ME ENCANTO,UN ESTILO RUSTICO,GENIAL.

  • Maria Rebecca Gloria que mire mi mama