Para decorar el espejo o cualquier marco de cuadros, fotografías e imágenes, disponemos de un amplio abanico de posibilidades. En este caso os dejo un bonito ejemplo, para decorar el espejo con cuerdas rústicas y algunos elementos del mar. Puedes escoger otro tema decorativo, es libre, esto es tan solo una idea más.

decorar el espejo

Decorar el espejo no es tan complicado, escoge un tema que te guste. Puedes utilizar piedras, puedes utilizar lana, hilos de colores o incluso algunos abalorios o semillas naturales. En este caso los complementos escogidos hacen, todos, referencias al mar ¿Qué te parece?

Para decorar el espejo hace falta cuerda rústica, pintura blanca y algunos elementos marinos como estrellas o conchas. Puedes incluir o quitar algún accesorio, como he dicho esto es tan solo una idea. Pero esta opción decorativa queda genial en espacios de color blanco, incluso puedes añadir algún toque en otro color.

Para pegar la cuerda y los demás accesorios marinos, prueba a hacerlo con ayuda de silicona. Puedes conseguir una pistola de silicona e ir pegando los tramos de cuerda, poco a poco. Basta presionar un poco la cuerda y verás qué bien se fija. Tardaremos bastante poco tiempo en decorar un bonito marco como este.

Igualmente, los accesorios que le añadas, pueden ir pegados con esta pistola de silicona. También puedes escoger otro tipo de pegamento que te guste más. Una idea, para que todo quede bien fijo es limpiar el marco, antes de ser decorado.

Por otro lado, pintar el resultado final será otra gran opción. Puedes pintar con una brocha, con un pincel o incluso con spray. Si te decides por esta última opción, intenta enmascarar la zona del espejo o aquellos lugares que no quieras pintar. Luego realiza el trabajo en un lugar despejado, para que los gases del spray no los inhales. Por último deja secar y elimina la parte enmascarada.

Fuente: digzine