No siempre tenemos espacio para un gran baño, sobretodo si vivimos en las ciudades, donde cada día es menor el mismo. Eso no significa que debamos renunciar a tener lo que se necesita en un baño y con un poco de atractivo, se puede hacer mucho. De ello da cuenta la imagen que ilustra nuestro artículo de hoy, cómo decorar un baño mínimo, imprimiéndole un toque de atractivo. Que no tenemos insistimos, que conformarnos con algo aburrido.

En este caso como puede verse, el baño sí que es pequeño, y claro ante tal situación poco podría pensarse, pero no está del todo perdido. Lo que hay que hacer cuando se quiere decorar un baño pequeño funcional y atractivo es dimensionar. Convertir una decoración que te gusta al tamaño del baño, cierto es que si escoges estilos decorativos muy elaborados, quizá debas prescindir de elementos y detalles. Otro aspecto relevante sin duda, pero podemos ser limitados en detalles y elegir bien.

En este caso, la decoración de un baño pequeño, se concentra en el uso de una bañera muy coqueta que además es práctica, no roba iluminación al entorno porque está hecha en ladrillo de vidrio, es atractiva claro está y ocupa poco espacio, convirtiéndose en una sola pared que permite movimiento en el entorno. El aspecto de claridad es básico en los espacios pequeños, el uso del blanco es imperativo por cuanto da profundidad  a las paredes y hace ver más claro el lugar.

decorar_baño_pequeño

El detalle colorido lo impone una pared de fondo con azulejos en tonalidades marrón que combinan con el lavablo y el sanitario así como con el cortinaje. Si te fijas bien hay pocos detalles, realmente casi nada, pero el entorno se ve atractivo y resulta funcional, dos de los aspectos que debe llenar una decoración de interiores.