Buenos días, queridos amigos! Hoy en nuestro espacio hablaremos sobre una estupenda corona decorativa, que podemos hacer en tan solo unos sencillos pasos.

Todos sabéis que nos encanta reciclar, y más ahora que no tenemos para nada y nuestro bolsillo tiene el agujero más grande que nunca. Por ello hoy te proponemos una estupenda corona navideña, realizada a partir de trozos de papel, cartulina y cartón que tengamos.

La Navidad ya está muy cerca y es hora de preparar las decoraciones: el color que vas a utilizar, el estilo y si comprarás o renovarás los objetos de años anteriores.

Si deseas darle un nuevo giro a tu decoración navideña, utilizando los modernos colores pastel, aprovechando las nuevas tendencias, entonces estas instrucciones para hacer una corona navideña con materiales reciclados te vendrán como anillo al dedo.

¿Lo mejor? Es muy sobria, divertida y perfecta para esos espacios decorados con colores pasteles tan modernos.

Necesitarás un aro de cartón más o menos grueso del tamaño que prefieras, pequeños trozos de papel de envolver  (revisa los retazos que hayan quedado de otras labores), pegamento, tijeras y detalles decorativos.

Comienza recortando la corona de cartón, que será del tamaño que prefieras. Luego, recorta en pequeños cuadrados el papel que elijas. Busca tonos que vayan con el resto de tu decoración, por ejemplo, en estas imágenes se utilizaron naranjas, rosas y verdes.

Una vez que tengas listos varios de ellos (no tienen que quedar perfectos) comienza a pegarlos sobre el anillo de cartón, superponiéndolos. Busca el contraste en los colores y cubre muy bien la base, para que no se vea. Para ello, deja sobresalir un poco los cuadrados de papel.

Finaliza con los detalles decorativos: pega botones, cintas, recorta detalles divertidos como estos pajaritos de la ilustración y cuélgalos con un poco de hilo.

Esta es la parte en la que personalizas tu diseño! Cuando hayas finalizado, colócala en la pared o puerta. Lucirá fantástica!