Gris: 12 ideas para decorar una sala de estar

¿Quién dice que el gris es aburrido? El gris es un color maravilloso que puede aportar mucha elegancia a cualquier estancia siempre que se utilice de la manera correcta. Por eso, te vamos a presentar estas ideas para decorar una sala de estar en gris.

Así que si eres de las personas que piensan que el gris es un color aburrido, entonces vas a entender pronto que estás bien equivocado. En los últimos años este color se ha convertido en un color muy popular en cuanto a su uso en el hogar. Es muy sofisticado y lo mejore s que es versátil.

1. Un color elegante

Este color es muy elegante que puede combinar con cualquier estilo decorativo, ya sea uno clásico o moderno. Con una paleta de colores suaves permitirá que los detalles en gris tomen un carácter personalizado y elegante.

2. Dar suavidad a la estancia con el gris

Un gris oscuro puede volverse una tonalidad suave si lo combinas con adornos en blanco o en una estancia con mucha luz natural. Imagina una estancia con grandes ventanales y un mobiliario claro y simple… ¡el gris será un color maravilloso!

estancia con gris

3. En adornos sofisticados

Una de las mejores formas de añadir un aspecto sofisticado y moderno a un espacio es hacerlo con el color gris oscuro. Los adornos en este color añaden una sensibilidad moderna que no pasará desapercibida. Eso sí, para que quede más elegante puedes usar el color blanco o tonalidades neutras claras para aportar un efecto mucho más cautivador.

4. Como telón de fondo

La mejor forma de llamar la atención sobre diseños o características arquitectónicas interesantes es dejar que se destaquen sobre fondos neutros. Los tonos grises y los muebles de líneas limpias en un espacio abierto pasan a un segundo plano frente a las barandillas de las escaleras y las ventanas.

Dado que no hay colores o formas fuertes con los que competir, el ojo se ve atraído automáticamente por las interesantes características arquitectónicas. ¡Es ideal! Pasa desapercibido pero genera un toque de lo más distinguido.

5. Como un color de lo más sofisticado

Los interiores grises contemporáneos acentuados con un poco de brillo son excelentes para crear una apariencia sexy y sofisticada. Con tonos profundos y las telas de lujo te invitarán quedarte en esa estancia y estar de lo más cómodo posible.

dormitorio con gris
pixabay.com

6. Elegante pero al mismo tiempo informal

Con reminiscencias de las costas rocosas, una paleta de colores gris piedra y azul es ideal para vivir junto al lago. Los elegantes muebles pueden contrastar cómodamente con los materiales toscos de la repisa de la chimenea para crear un lugar de reunión elegantemente informal.

7. Gris como factor sorpresa

Para crear un factor de sorpresa, considera un fondo gris para un mueble o arte colorido, como en esta sala de estar de transición. Es una excelente manera de llamar la atención sobre una pieza especial, ya sea que esté colgada en la pared o colocada como parte de un arreglo de muebles como un banco rojo.

8. Clásico y calmante

Una sala de estar puede ser también muy calmante cuando se pone color gris. Puedes combinar el color gris y cálido y lino, y otro que genere un aspecto clásico con por ejemplo, teniendo en cuenta la simetría. Así podrás crear un ambiente muy relajante.

9. Una gran personalidad

Este color es muy sutil y puede generar un ambiente maravilloso con un toque de personalidad estupendo, sobre todo cuando lo combines con otros colores más vivos. De esta manera evitarás tener una estancia demasiado insípida. Los detalles sutiles como una alfombra, los cojines u otros accesorios pueden ser la clave del éxito.

salon con gris

10. Cálido y acogedor

Existe la idea errónea de que las habitaciones grises tienden a ser frías, pero puede ser de lo más acogedora si sabes cómo decorarla bien. Un gris combinado con matices marrones, color carbón para algunos muebles, etc… puede generar una atmósfera de lo más cálida y acogedora.

11. Muestra la grandeza

El gris también puede mostrar la grandeza que tienes en tu estilo decorativo… sobre todo cuando utilizas tonalidades más claras de gris. Por ejemplo, en una sala de estar puedes añadir tonalidades de gris claro y detalles lujosos para contrastar. También puedes añadir cortinas que lleguen hasta el suelo, superficies reflectantes… todo lo necesario para crear una atmósfera de grandeza.

12. Con acentos alegres

El gris es un color muy versátil que funciona bien con una gran variedad de colores de acento. En una sala de estar puedes usar el gris como color predominante y combinarlo con tonalidades amarillo mostaza como acento. Así estarás añadiendo un color alegre y optimista.

También puedes optar por añadir un color como el verde, que le dará un acento acogedor y también de esperanza y vida. Añade los colores según consideres que quedarán mejor según tu estilo y personalidad.

Ahora que ya conoces estas 12 ideas para decorar una sala de estar gris, ¿a qué esperas? Te quedará genial.