Apostar por la fusión de estilos es una manera brillante de atrapar la esencia de nuestras tendencias predilectas. Es justo lo que sucede cuando nos dejamos llevar por el estilo decorativo Noretnic. Una alianza maravillosa entre la decoración étnica contemporánea y el diseño y el interiorismo escandinavo que nunca pasa de moda. Es la fórmula perfecta para no renunciar a ninguno de los dos si tenemos debilidad por ambos. ¿Te pasa a ti?

estilo decorativo noretnic
Fuente: Petite Lily Interiors

Tal vez el secreto del estilo decorativo noretnic radica en que ha unido dos maneras de concebir la decoración muy dispares. Dos polos opuestos geográficamente. Sin embargo se complementan de forma impresionante al vestir los espacios domésticos. Te cuento qué tienen en común.

Estilo decorativo noretnic: ambientes de espíritu nómada

Fuente: fashion-landscape

Los ambientes con un estilo decorativo noretnic desprenden un aire nómada inequívoco. Ofrecen una estética intensa. Da igual que hablemos de cocinas, salones, dormitorios o cualquier otra estancia de la casa. Tienen algo de país lejano y exótico en su look decorativo. Probablemente uno de los principales motivos se deba a su paleta cromática. En ella encontramos una mezcla muy potente de colores salvajes y terrenales propios del estilo étnico. Y a la vez toda la gama de blancos y marfiles que abanderan la decoración nórdica. Ésa que tanta armonía aporta a la decoración. Sobre éstos, como un telón de fondo neutro, las tonalidades africanas encuentran su escenario ideal para desplegar su magia: negros, tierras y calderos, etc. Lisos o estampados con dibujos geométricos. Así es el ADN cromático del estilo decorativo noretnic. Una combinación de contrastes acentuados y una personalidad difícil de olvidar.

También te puede interesar:  Realiza tu propia chimenea

Madera y fibras naturales: un dúo imprescindible

Fuente: Maisons du Monde

El estilo decorativo noretnic se nutre de algunas de las características que definen y comparten el estilo escandinavo y el étnico más auténtico. Y sin duda la madera es un elemento esencial en ambos. Pues bien, el estilo decorativo noretnic también apuesta por este noble material. Explota al máximo su cualidad innata a la hora de dar calidez a los espacios. Y no solo eso. También en él la madera se transforma en una gran herramienta para imprimir autenticidad a la decoración de interiores.

Muebles de madera decapados en blanco o pintados. Inspirados en los diseños escandinavos, o piezas más toscas que lucen sus vetas y su belleza imperfecta. Es decir, madera en distintas versiones y acabados. Y mucho mejor si aparece rodeada de fibras naturales y de tejidos orgánicos, como linos y algodones. Todos ellos logran acentuar la estética inconfundible de este estilo mitad africano mitad escandinavo. Terrenal cien por cien.

Apuesta por lámparas de mimbre, alfombras muy étnicas, complementos textiles de patrones geométricos. Como verás, dar formar a un rincón al estilo decorativo noretnic en cualquier zona de casa puede ser un plan sencillo. Y una manera rápida de comprobar si nos cautiva lo suficiente como para introducirlo en otros espacios doméstico. Como ejemplo el baño, o nuetra cocina.

Predilección por los muebles bajos

Fuente: hubstairs

Si hay algo que caracteriza al estilo decorativo noretnic y que se aprecia a simple vista es su predilección por los muebles bajos. En él no se conciben las paredes llenas de estanterías o de mobiliario en vertical. En sus dormitorios y salones predominan las líneas horizontales, en ocasiones incluso diseños que buscan una decoración casi a ras de suelo. Es su manera de propiciar atmósferas relajantes, que invitan a la conversación y al descanso. Camas bajas, a veces desprovistas de cabeceros, colchonetas para improvisar zonas chill out, banquetas, etc. Al mismo tiempo, apostar por este mobiliario también se convierte en un recurso para dar protagonismo visual a los suelos. La consigna es vestirlos para que se vuelvan más cálidos y envolventes. Con alfombras de diseños étnicos o bien de líneas escandinavas, recordando así el mestizaje que da sentido al estilo noretnic.

También te puede interesar:  Rincones entrañables con escaleras recicladas irresistibles

Detalles decorativos cargados de historia

Fuente: Maisons du Monde

Cuando hablamos de estilo decorativo noretnic los detalles y accesorios cobran una nueva dimensión. Digamos que adquieren un papel estelar porque aportan historia a los ambientes donde se exponen. Las paredes se convierten en superficies cargadas de una gran fuerza plástica gracias a los elementos que pueden lucir. Uno de estos objetos son sus vistosos sombreros africanos, hechos de forma artesana desde hace cientos de años en Camerún. Son los llamados Juju Hats: accesorios que garantizan originalidad a la decoración y que aún siguen siendo talismanes tan solo utilizados por grandes dignatarios y jefes de tribu.

Más detalles que conceden una personalidad única al estilo decorativo noretnic son las máscaras y cabezas de animales. También los muros y paredes de las estancias domésticas se convierten en sus grandes aliados para exhibirse con toda su expresividad.

Textiles en positivo y negativo, simplemente irresistibles

Fuente: adorable HOME

Seguramente el toque más artesano de este estilo lo ponen sus tapices de macramé. Una bella herencia capaz de vestir cualquier pared interior o exterior con una estética difícil de imitar. Tal y como sucede con sus textiles de dibujos geométricos en blanco y negro, hechos en algodón y barro fermentado mediante la técnica Mud cloth, procedente de Mali. Espero haberte acercado al universo de este estilo. ¿Te animas a reservarle un espacio en tu decoración?