Los textiles son, sin duda alguna, en la decoración de interiores, elementos de gran importancia… Y, dentro de los textiles, las cortinas cobran gran protagonismo.
A continuación puedes ver tres ideas sencillas, originales y económicas para decorar con cortinas:

Si tienes en la cocina o el baño una mesa o repisa en la que guardas objetos que preferirías que no quedaran a la vista, aquí tienes una idea sencilla y con encanto que te ayudará a mantener ocultos esos objetos:

cortina para repisa

Se trata simplemente de colocar en la repisa, mesa o mueble una pequeña barra que te permita colgar la cortina. Puedes utilizar cualquier tejido, sólo tienes que cortarlo a la medida adecuada y poner en la parte superior algunas cintas que te permitan colgar la tela de la barra. ¡Así de simple!

¿Tu antigua colcha ya no tiene cabida en la decoración de tu habitación y no sabes qué hacer con ella? Si no quieres deshacerte de esa reliquia que ha decorado tu cama durante tanto tiempo pero tampoco sabes dónde meterla, a mí se me ocurre algo… ¿Se te había ocurrido alguna vez convertir tu vieja colcha en una cortina? El resultado puede ser encantador:

de colcha a cortina

Puedes colocarla en una ventana o, como puedes ver en la imagen, en una puerta… Y, pasará de ser un viejo objeto desfasado a convertirse en un original elemento que de vida y un encanto muy especial a la decoración.

Si quieres crear un ambiente con cierto toque rústico, prueba a reciclar algunas bolsas de arpillera y convertirlas en cortinas.Una idea tan original como sencilla y económica.

cortinas de arpillera