• El último viaje, tu cumpleaños, la boda de tu mejor amiga, San Valentín… Sin duda, para tener todas las fotografías en orden, lo mejor es organizarlas en un álbum destinado a ello. Sin embargo, a veces nos apetece mostrar de alguna manera algunos momentos de nuestra vida, sacar de su álbum habitual ese momento tan especial. Si quieres incluir en tu decoración tus recuerdos y fotografías, aquí tienes una idea sencilla para lograrlo con estilo:

marco de recuerdos

Elige un marco que te guste y combine con el resto de la decoración.
El marco debe estar vacío. Detrás, pon una tela metálica. Cuelga el marco en la pared y, en él, todos esos recuerdos que quieres exhibir ayudándote de unas pinzas.

  • Encontrar nuevos usos a objetos destinados -aparentemente- a un único fin, es algo que me apasiona. Si aplicamos este “cuento” a la decoración podemos conseguir, por ejemplo:

 frutero multiusos

Un frutero que aporta mucho color a la cocina pero no gracias a la fruta, en este caso, su función es mantener agrupada y en orden la vajilla del desayuno a la vez que se convierte en un elemento decorativo de lo más original.

  • Si tienes un comedor pequeño y quieres decorarlo de manera informal fíjate aquí tienes una solución que no falla:

comedor informal

Para dar ese aire informal a tu pequeño comedor sin morir en el intento, en lugar de elegir una mesa con sillas a juego, decídete por una mesa que te guste y combínala con sillas de diferentes modelos, incluso de diferentes estilos.
El truco de éxito está en elegir sillas originales, capaces de brillar por sí mismas. Si tienes en cuenta este último punto, el éxito está asegurado.