Siempre decimos que la iluminación es uno de los factores primordiales a tener en cuenta en la decoración tanto de interior como de exterior. Este elemento es esencial para lograr los mejores ambientes y temas decorativos dentro del espacio para ello.

Gracias a la iluminación podemos causar cierto efecto en la amplitud e la sala, además nos ayudará a destacar ciertos elementos que deseamos que lo hagan. Así que recuerda que una buena iluminación es algo muy importante si deseamos ambientes con mucho estilo.

Los puntos donde coloquemos lámparas y demás son de esencial importancia,  pues estas deberán ser ubicadas en las zonas correctas de la estancia causando, de esta manera, una buena impresión. Las lámparas proporcionan multitud de características al ambiente, nos indican si es una estancia confortable, fría o da sensación de calidez. 

Otro factor importante es elegir el material de las luminarias y las pantallas que vayan a ser utilizadas. Todo influirá en la decoración prevista para la estancia. Si quieres ambientes hogareños nada como añadir un toque anaranjado a tus lámparas.

También deberemos hacernos varias preguntas a la hora de elegir las lámparas, una será preguntarnos para qué vamos a utilizar el espacio a decorar, otra será el tipo de decoración que queramos implantar y la luz que necesitamos. Por ejemplo la cocina es un lugar muy transitado, donde pasamos tiempo cocinando.. en este deberemos ubicar luces que la abarquen entera.

El color de las paredes es indicativo de la luz que debemos colocar, es decir, más o menos intensa como los fluorecentes, que son los más utilizados para estos lugares.

Por ejemplo en el baño podemos poner una luz general y otra para el espejo, en las habitaciones lo mejor es el uso de luces auxiliares, y si ponemos luz general.. que sea suave. En el salón o comedor pondremos una luz que ilumine la mesa y luego algunas en otros puntos focales. Cuando sea una sala de estudio procura poner un flexo en el escritorio y otra luz general.