Sabemos que las jardineras son los contenedores del sustrato para el cultivo de las plantas y que pueden estar fabricadas con distintos materiales como madera, plástico, cerámica o cemento… entre otros. Al elegir el material debe depender del uso que le vamos a dar y, por supuesto, su valor decorativo.

maceton

Si eres el o la manitas de tu hogar y quieres aprender a fabricar una sencilla jardinera, quizás este artículo te ayude. ¿Cómo quieres que sea tu jardinera? Podemos dibujarla para tener una sencilla idea, algo claro de lo que queremos para nuestro jardín o terraza.

Una vez que tengamos el proyecto podemos elegir el material para hacerla; en este caso, la jardinera de la foto es un modelo clásico y se encuentra construida en madera; se le ha agregado un mango para transportarla cómodamente.

Como-hacer-una-jardinera

Los materiales necesarios para construir una parecida serán:

–          Una tabla de madera de 15 mm de grueso –por ejemplo pino-

–          Listones de madera natural de 3 o 4 cm de sección

–          Una maceta de plástico con terminación de tierra cocida

–          Un taladro y mecha para madera

–          Un berbiquí

–          Un serrucho o sierra de carpintero

–          Una caladora –si es posible eléctrica-

–          Un lápiz de carpintero

–          Guantes

–          Un martillo y clavos

Como modelo se toma la maceta de plástico, cortaremos las tablas de forma que podamos ubicar y contener dentro la maceta de plástico; para cortar las tablas utilizaremos la sierra y, por supuesto, bien sujeta a un banco de trabajo.

Los mangos están hechos con trozos de cuerda gruesa, estos los pasaremos por cuatro orificios que haremos con una mecha gruesa poco a poco. Para que no se salga la cuerda haremos nudos en las puntas de las mismas –por el lado de dentro-

Para armar la jardinera clavaremos las tablas en los bordes, empezando por el lateral que clavamos a la base y luego los demás. Los listones nos sirven para hacer el borde de la jardinera, estos los clavamos en sentido perpendicular al canto de las tablas laterales.

¡ya la tenemos lista! Ahora solo queda su decoración, para ello tendremos en cuenta el mobiliario de nuestro jardín, y qué uso queremos darle. Lo ideal es utilizar la pintura, tinte o barniz con el color que queramos. También podemos dibujar algún motivo y luego barnizar, si queremos que se vean las betas de la madera, barniz incoloro o con color dando solo una pasada.