Un espacio de trabajo o de estudio en casa es algo que ya casi debemos tener obligatoriamente, bien porque de forma puntual debemos trabajar desde casa, bien por la necesidad de contar con un rincón desde el que poder utilizar el ordenador, etc.

Lo cierto es que podríamos hacer de cualquier mesa de la casa (la de la cocina, la del comedor…) una pequeña zona de trabajo, pero eso implica renunciar a la comodidad y a la funcionalidad. Es por ello que lo ideal es buscar, si no es posible toda una habitación, al menos sí un rincón de la casa en el que poder instalar esa pequeña oficina casera.

Para crear un espacio de trabajo no es necesario contar con un gran espacio, si se dispone de él mejor, pero si no, con parte de una pared en cualquier estancia de la casa, será suficiente.

zona de trabajo

Hoy te queremos proponer una opción que da muy buenos resultados a nivel decorativo: apostar por una decoración que juegue con las simetrías.

Decorar recurriendo a las simetrías resulta fácil y muy divertido. Como puedes ver en la imagen que ilustra este post, sólo hay que colocar elementos iguales a ambos lados del espacio disponible.
En este caso, dos sencillas repisas, dos lámparas iguales, una silla, un cristal y dos soportes para mesa, han sido elementos suficientes para crear esta preciosa zona de trabajo. Una zona de trabajo que además ocupa muy poco espacio.

La originalidad, ese toque diferente que convierte a este espacio en un lugar especial y con mucho encanto es simplemente los papeles estampados que se han utilizado para decorar la pared y las estanterías.Como puedes ver, se mesclan diferentes diseños y estampados con diferentes colores y ello logra dar a este espacio un aire más actual y divertido.

¿Te animas a jugar con las simetrías y los estampados para crear tu propio espacio de trabajo?