Aprovecho la oportunidad para denunciar por malos tratos a todos los habitantes del planeta tierra, en especial a los que viven en la cultura occidental y a los que compran regalos para sus amigas, madres, esposas, hermanas y compañeras. Los acuso por cometer en contra de las mujeres adultas –que regentan una casa, son amigas, madres esposas, hermanas y compañeras- agresiones psicológicas, físicas y actos machistas cuando festejan sus cumpleaños, el día de la madre, el día de la mujer, el día de la secretaria y en navidades.

Es inaceptable que nosotras, las mujeres del mundo, recibamos regalos de los hombres que parecen más ser para nuestra cocina, para el salón o para el baño. Mi esposo se queja porque recibe demasiados calcetines el día del padre y la verdad yo preferiría tener una sobre población de medias de nylon que una de delantales. Por supuesto que en la cocina es indispensable tener olla express, batidora, horno microondas y trapos para limpiar pero no quiero que me los regalen a mi el día de mi cumpleaños. ¡Qué despropósito!

Imagen 3

En todo caso, si el día de Reyes recibo un regalo de ese tipo por lo menos que valga la pena y que me de a mi mucha satisfacción. Algo así lo podría considerar como un regalo personal y no para le piso. Por ejemplo las estantería retro de los años setenta ETAGERES; son bellísimas, elegantes y sofisticadas. De formas redondeadas y hechas en acero cromado y vidrio, son ideales para poner libros, una lámpara o fotos familiares. Perfecta para el salón o para una oficina preciosa. Mayor información en la página Web www.city-furniture.be