La luna es el único satélite que orbita alrededor de la tierra pero para el ser humano no es sólo un objeto que pulula en torno a nosotros, sino un elemento del universo que influye en nuestra vida.

Algunos de sus efectos sobre la Tierra están comprobados, como el cambio de las mareas, de hecho en nuestro calendarios las fases de la luna están en todo momento indicadas y muchos entendido que miran hacia ella nos pueden decir el tiempo que va a hacer, por poner un ejemplo.

Muchas festividades religiosas se celebran en función de la luna y también dice que su influye influye en las embarazadas, haciendo que el parto sea más proclive a producirse cuando la luna esté plena, aunque que no está demostrado científicamente, como tampoco está demostrado que en las noches de luna llena salen de su refugio los hombres lobo.

Aplicandome su influencia, he de decir que me da mucha tranquilidad mirar hacia el cielo en una noche de luna llena, por eso será un placer tener un alfombra como esta en el suelo de mi salón.

Se trata de una alfombra llamada “Dark side of the moon” (El lado oscuro de la luna) y es un diseño realizado por Martin Mostböck para la empresa Vorwerk en 2009 para conmemorar el 40 aniversario de la primera vez que el hombre pisó la luna.

Como es de esperar, su forma es redonda, con un diámetro de 200 cm, y está salpicada con pequeños agujeros de diferentes tamaños cortados con láser que representan los cráteres lunares que apreciamos desde la tierra.

Más información: Martín Mostbök