Dentro de la decoración de interiores existen algunos accesorios que pueden ser considerados insignificantes en un principio a la hora de definir la tendencia decorativa reinante, pero en realidad son enormemente influyentes en los resultados estéticos finales.

Las cortinas forman parte de este tipo de accesorios, los cuales sin bien no son considerados fundamentales determinan los resultados estéticos, enmarcados en esta temática debemos destacar que las cortinas además son capaces de mantener nuestra privacidad permitiendo el pasaje de la luz solar y evitando que su exceso dañe nuestro pavimentos muebles y plantas de interior.

Pero sumado a las características estéticas de nuestras cortinas y su relación con el entorno la forma en la cual la implementamos también dispone los resultados estéticos, creando y destacando con una genial sutileza la ingerencia de la luminosidad y los colores en el espacio.

Las cortinas pueden ser confeccionadas en diferentes materiales destacándose aquellas que permiten el pasaje fluido de la luz solar pero evitan su exceso, a su vez son resistentes a este factor evitando la perdida del color y quemaduras por exposición.

Los mecanismos de apertura y cerrado pueden ser mecánicos manuales o electrónicos, siendo estos últimos una forma convencional y básica de demótica pero igualmente practica.

El largo los colores y por sobre todas las cosas la forma en que se encuentra presentada crearan el toque final en la decoración de nuestros espacios, recuerde no escatimar en este accesorio y evaluar diferentes alternativas y denotara los cambios notables de un accesorio que no siempre es tomado en su total magnitud.