Las tareas del hogar fuente de disputas para las parejas españolas

tareas del hogar

Todo el mundo sabe que convivir en pareja no es nada fácil, más cuando hay que hacer malabares para cumplir con las obligaciones profesionales y familiares. El principal problema lo encontramos a la hora de realizar las tareas del hogar, unas tareas que pueden terminar en disputas entre ambos miembros de la pareja. Según un estudio realizado por TaskRabbit, el 52% de las parejas españolas afirman mantener fuertes discusiones por culpa de la realización de las tareas del hogar.

Crisis de pareja y tareas domésticas: las tareas del hogar estropean las relaciones 

Los resultados del estudio son claros: mientras que el 40% de los encuestados afirma que las peleas por mejoras en el hogar no han trascendido más allá de una ficción momentánea, el 10% de las personas preguntadas reconoce haber mantenido el silencio durante todo un día. Y eso no es todo: Según el estudio, el 4% de los encuestados se ha planteado romper o divorciarse por disputas de este tipo, lo que supone unos 212.000 españoles. 

El informe de TaskRabbit también identifica los cinco mayores impulsores de las disputas:

  1. Pintar paredes – 44%.
  2. Montar muebles – 42%
  3. Colgar o cortinas colgantes: 29%.
  4. Jardinería – 24% 
  5. Reparar fugas de agua: 18%.

Para evitar discusiones, 3 de cada 10 españoles dicen haber arreglado a escondidas una chapuza de su pareja y el 25% evita deliberadamente hablar de las tareas de mantenimiento del hogar/bricolaje para no discutir con su pareja. Tanto es así, que el 8,3% prefiere no opinar sobre el mal resultado de un trabajo doméstico y el 11% prefiere alabar el resultado, aunque no esté contento con él. El estudio de la plataforma asociada a IKEA determina que el 30% de los españoles opta por contratar a un profesional como solución para evitar discusiones por labores domésticas arduas. 

Esperanza Martínez, psicóloga sanitaria, explica: «En la pareja, el bricolaje y las tareas del hogar pueden ser una fuente de estrés y peleas. En esos momentos, pueden salir a relucir las peores partes de nuestra personalidad, lo que provoca enfrentamientos y decepciones. Esto aumenta especialmente cuando una de las partes de la pareja no ha vivido antes de forma independiente y no tiene la costumbre de gestionar ciertas tareas. Pasar tiempo de calidad con la pareja es esencial, y si el tiempo dedicado a colocar las estanterías o a limpiar los armarios es una fuente de disputas, delegar es la clave.  Mi recomendación es delegar o distribuir las tareas a lo largo de la semana y no dejarlas para el fin de semana, un periodo asociado en nuestro subconsciente al ocio». 

Consejos de expertos de TaskRabbit para evitar una crisis

  1. Planifica y organiza las tareas. Antes de empezar cualquier proyecto de bricolaje o limpieza, toma cierto tiempo para anotar lo que necesitas, el tiempo que calculas que te llevará la tarea y quién es responsable de cada cosa. Compartir una lista de cosas que hay que hacer o comprar puede ser muy útil.
  2. Divide las tareas según tus gustos. A alguien siempre le gusta hacer una cosa más que otra, haz una lista y divide las tareas en función de tus preferencias o de lo fácil que sea hacerlas. Si a ti te gusta más el bricolaje y a tu pareja la jardinería, asignar las tareas por separado facilitará la convivencia.
  3. Un poco hoy, menos mañana. Cuando se reserva un día para limpiar, no sólo se acaba perdiendo una mañana de sábado en las tareas domésticas, sino que se tiende a ensuciar más la casa durante la semana. Planifica unos minutos al día para mantener la casa limpia toda la semana.
  4. Delega.  Si algo te quita demasiado tiempo, y tu propia agenda vale más que la tarea, delega. Hay tintorerías para planchar tus camisas, personas expertas en limpieza o cocina e incluso robots que aspiran y friegan a la vez. Delega lo que es una fuente de pérdida de tiempo y de conflictos. Puedes reservar a los encargados de las tareas en TaskRabbit para que te ayuden con los proyectos que no tienes tiempo, habilidades o ganas de hacer tú mismo. Sea cual sea la tarea, hay alguien que puede ayudar. 
  5. Mantén la perspectiva. Si te encuentras en una discusión inducida por el bricolaje, intenta recordar lo que os une a ti y a tu pareja, sus puntos fuertes y buscad una solución juntos.

Como conclusión, el estudio de la plataforma asociada a IKEA determina que el 30% de los españoles opta por contratar a un profesional como solución para evitar discusiones sobre el bricolaje. 

Ir arriba