Los 9 mejores colores para una sala de juegos

-

- patrocinador -

Si quieres crear en tu hogar una sala de juegos pero no sabes cuáles son las mejores opciones para transmitir calma y armonía a tus hijos, ¡o para transmitir otras cosas como entusiasmo! Estás en el artículo adecuado ya que vamos a mostrarte los mejores colores para que crees una salada juegos maravillosa para tus hijos, ¡con los mejores colores!

La sala de juegos

Tener una sala de juegos es una excelente manera de darles a tus hijos un espacio estupendo al mismo tiempo que mantiene los juguetes y el desorden fuera de las habitaciones principales de tu hogar. Además, decorar una sala de juegos es muy divertido, puedes tener la oportunidad sacar toda tu creatividad y que tus hijos participen en ello también. Puedes dejar salir a tu niño interior y crear una sala de juegos con la que siempre has soñado y que tu presupuesto te permita, ¡tu imaginación puede estar al poder!

sala de juegos

- patrocinador -

Incluso si no tienes una habitación que esté dedicada solo a jugar, puedes crear una sección de sala de juegos en un estudio o dormitorio para los niños. Independientemente del espacio en el que estés trabajando, elegir el color correcto puede establecer el tono de la habitación y proporcionar el telón de fondo perfecto para fomentar la creatividad y el desarrollo saludable. No te pierdas estas opciones de pintura, ¡te encantarán!

Neutral

Si la sala de juegos de tu hijo crecerá con él, considera un neutro que funcione con una variedad de paletas de colores para que tengas la mayor libertad para cambiar la decoración cada pocos años (sin un nuevo trabajo de pintura).

Un color que te haga sentir feliz

Un color que te haga sentir feliz es una excelente opción para una sala de juegos. Esto significa que escojas un color que siempre te haya gustado y que te haga feliz con tan solo mirarlo. De esta manera, será un espacio especial para ti y también para tus hijos. Solo tendrás que buscar los colores que mejor encajen para combinar con la decoración, ¡pero seguro que lo encontrarás todo enseguida y te encantará el resultado!

El rosa

El rosa no es solo para niñas y es ideal para las salas de juegos. Puedes escoger un color más pigmentado o menos, dependiendo del gusto de tu hijo o hija, solo tienes que preguntarle. Si tampoco quieres saturar la estancia de rosa, puedes usarlo en una sola pared como color de acento. Aunque el color rosa suave es ideal para cualquier estancia, sobre todo el rosa palo.

¿El negro es buena opción?

Quizá pienses que el negro no es una opción adecuada para una sala de juegos pero, ¿por qué no? Puedes usarlo como una parte de la pintura por ejemplo, como un color de acento. Es un color que puedes usar en una temática concreta, como la náutica o que puedes usar de forma maravillosa en solo una pared decorativa.

Colores oscuros

No tengas miedo de experimentar con colores más profundos en una sala de juegos.  Estos colores pueden ser una excelente opción para una sala de juegos donde tus hijos se convertirán en excelentes niños a medida que crecen. El secreto está en combinarlos correctamente para crear un ambiente bien armonioso.

El gris claro

Siguiendo el punto anterior, si quieres un tono que te permita mezclar y combinar accesorios brillantes y coloridos, el gris claro es tu color. El gris claro tiene matices cálidos, por lo que es acogedor y suave, y combinará bien con tonos naranjas, rojos o arcilla para una hermosa paleta de contrastes.

El morado

El morado es un buen color para salas de juegos de género neutro dirigidas a niños más pequeños. Una excelente opción para bebés y niños pequeños, es un tono suave que es calmante y sencillo, pero aún añade un hermoso toque de color a la habitación.

sala de juegos

El verde

El color verde es un color que no pasa de moda. Es un color brillante, atrevido y un poco inesperado. El verde medio es perfecto para todos los géneros y edades y es un gran color si quieres hacer una declaración de buen gusto. Dependiendo de la paleta de colores que lo acompañe, puede parecer caprichoso y excéntrico o adulto y moderno.

El beige

Otro neutro para niños; el beige: es un tono bronceado más profundo pero es cálido y tranquilo. Nos recuerda a la arena de la playa, y es un gran color neutro si quieres esconder raspaduras y marcas de colores en tus paredes sin oscurecer demasiado.

Ahora que te hemos hablado de estos nueve colores, ¡lo tienes más fácil para poder escoger el que mejor se adapte a la personalidad de tus hijos y a las características del espacio! Solo piensa en ese color que te gustaría mirar durante horas y que sabes que a tus hijos también les encantará, ¡y a decorar!

- patrocinador -
Maria Jose
Maria Jose
Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. En un aprendizaje continuo...haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.