Es cierto que la adrenalina es un excelente alimento para la vida profesional y personal; en mi caso es indispensable. Si no siento que vienen en contra de mi el tiempo y que mis limitadas fuerzas humanas no van a alcanzar a cumplir una meta, o un cúmulo de ellas, no considero que realmente valga la pena mi intervención. Me gustan las emociones fuertes incluso cuando llevo la ropa a la tintorería: siempre me las arreglo para llevar mi traje favorito el día antes de quererlo usar y a última hora. En todo caso me pongo el traje limpio y planchado cuando lo necesito.

Después de confesar mi adicción por las emociones extremas llega el momento de reconocer que no todo es positivo cuando el tiempo para hacer algo es muy corto y el ánimo para desarrollarlo se consume explosivamente. Son la perfección, la definición y el detalle las características que pelean con mi manera de hacer las cosas. Muchas pequeñas cosas, que a decir verdad para mi no son tan importantes, se quedan sin ser vistas con cuidado y eso, para algunos minuciosos, es un defecto. Yo aun pienso que lo que importa es el gran resultado.

Cuando se trata de crear piezas de diseño, reconozco, el cuidado, el tiempo y la perfección se reconocen, por eso me dedico a comprar y no a fabricar. La mesa de centro CIRCLE TABLE, diseñada por el estadounidense BILL JAMES, es una pieza exquisita que mezcla perfectamente la madera y el metal. La experiencia en utilización de materiales y las colaboraciones con arquitectos y con artistas, que usualmente hace este diseñador, se ven plasmadas en la perfección de su obra. Mayor información en la página Web http://www.permanore.com