Poder disfrutar de la luz natural es algo muy beneficioso para nuestra salud. De hecho, una encuesta reciente revela como el 82% de los españoles afirman que la luz natural influye en su estado de ánimo. En este estudio también se muestra como más de la mitad de los españoles creen que la luz natural influye en la calidad del sueño, llegando a afectar también a su productividad.

Esta encuesta global forma parte de un informe que resalta la importancia de vivir en hogares saludables y los pequeños cambios que se pueden hacer para mejorar los entornos habitables y la exposición diaria a la luz natural. Los hallazgos iniciales del informe The Indoor Generation han revelado que, aproximadamente,una quinta parte (18%) pasa casi todo el día en espacios interiores, entre 21 y 24 horas.

Este estudio respalda la investigación de la Organización Mundial de la Salud que documenta que pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo en interiores, lejos de las fuentes vivificantes de la naturaleza.

A medida que los días se vuelven más cortos y fríos, la importancia de obtener suficiente luz natural se torna, sin duda, esencial. Un informe publicado por el Consejo Nacional de Investigación (NRC) de Canadá, sugiere que los habitantes de países occidentales podrían no estar teniendo una exposición adecuada a la luz natural y esto podría ser perjudicial para su salud y bienestar.

Una correcta exposición a la luz natural durante el día ayuda a dormir mejor por la noche

Numerosos estudios también han demostrado el papel de la luz natural a la hora de favorecer un buen descanso durante la noche, al mismo tiempo que destacan el impacto negativo que tiene la falta de luz diurna sobre la salud³.

También te puede interesar:  Lámpara de lava de Los Simpsons

El reloj biológico humano se sincroniza a través de los diferentes niveles de luz natural que recoge en un periodo de 24 horas, necesitamos mucha luz durante el día y oscuridad durante la noche para garantizar la calidad del sueño. Algunas de las consecuencias causadas por la falta de sueño incluyen la depresión, diabetes, enfermedades cardiacas y aumento de peso. Otros efectos secundarios relacionados con la falta de sueño son el mayor riesgo de accidentes laborales, menor concentración y bajo estado de ánimo, asó como dificultades para tomar decisiones³.

La luz natural también puede ayudar a mejorar la productividad

El 63% de las personas encuestadas por YouGov afirman que la luz natural influye en su productividad. El vínculo entre la luz del día y la productividad en la oficina también se ha investigado ampliamente y varios estudios demuestran que la luz natural y las vistas al exterior aumentan el rendimiento en el trabajo.

Los trabajadores de un call center procesan las llamadas entre un 6% y un 12% más rápido cuando tienen mejores vistas al exterior en comparación con los que no las tienen³. Además, los empleados de oficina han obtenido resultados entre un 10% y un 25% mejor en pruebas mentales y de memoria realizadas cuando tenían la mejor vista posible, en comparación con aquellos que no las tenían.

Los mejores consejos para mejorar el la calidad del sueño

  • Una mayor exposición a la luz natural que ayude a dormir por la noche: sentarse cerca de una ventana en el trabajo, el colegio o la universidad y hacer un esfuerzo por salir al exterior ayudarán con esta tarea.
  • Eliminar la luz del exterior para entrar en el dormitorio por la noche.
  • Dormir en una habitación más fresca.
  • Evitarlos dispositivos electrónicos que emiten luz azul (televisión, smartphones, tabletas) antes de irse a dormir, pues puede engañar al cerebro para que permanezca alerta en el momento equivocado.
  • Establecer una buena rutina a la hora de irse a la cama:mejor leer un libro en lugar de pasar más tiempo frente a una pantalla
  • Dar a los niños una luz de noche roja o anaranjada si tienen miedo a la oscuridad, ya que son las que menos interrumpen el sueño.