Siempre que se pueda al momento de realizar un proyecto de decoración hay que tomar referencias de expertos para poder garantizar un mejor resultado al momento de ejecutar ideas, es por ello que refieren que un servicio completo consta de tres platos: Llano, hondo y bajo.

Para empezar, podemos elegir unos elegantes bajo-platos (de presentación) que nos sirvan de base y decoración para la mesa.

El plato hondo nunca se pone directamente sobre la mesa; siempre tiene que llevar un plato llano de base, y la cristalería debe de ser acomodada estratégicamente, así, tus invitados no tendrán nada de qué preocuparse más que de disfrutar la deliciosa cena.

Frente al plato, en la parte superior, se colocan las copas: una de agua, al lado izquierdo, y a la derecha, la del vino.

Una gran duda para muchas personas es el número de cubiertos que se colocan en una mesa, y para que sirven, pues bien, aquí te damos una sencilla explicación sobre esta duda:

Para cualquier comida ordinaria, los cubiertos que deben ir al lado derecho del comensal son la cuchara de sopa, cuchillo para pescado, cuchillo para carne y para mantequilla. Los del lado izquierdo son tenedor de pescado y ensalada, seguido del tenedor de carne.

Para los condimentos también existen accesorios acorde al gran evento.