Antes de lanzarte con tu plan de hacer limpieza en casa hasta que reluzca, párate a leer este pequeño manual. Contiene una selección de valiosos consejos para que esta tarea doméstica llegue a buen puerto sin cometer fallos que desluzcan la misión. Con unos minutos te bastará para saber cómo limpiar y qué utensilios serán tus compañeros inseparables. Los que dura la lectura de este post.

hacer limpieza en casa
Fuente: Coco Lapine Design

No se trata de convertirnos en auténticos profesionales. Simplemente saber cómo afrontar la tarea de hacer limpieza en casa que tenemos entre manos despejando dudas y repasando todo lo que conlleva. Desde los muebles a las ventanas y las tapicerías de todas las habitaciones.

Hacer limpieza en casa sin una sola duda

Fuente: Philips mi mundo

Hay muchos consejos domésticos que pueden sacarnos de algún que otro atolladero al hacer limpieza en casa estos días de vacaciones. O simplemente aclarar interpretaciones erróneas, que seguimos cometiendo porque nadie nos había dicho hasta el momento que lo estábamos haciendo de forma equivocada. Uno de los fallos más comunes es pensar que los productos limpiadores nos valdrán para la mayoría de las tareas a realizar. Cierto que pondrá multiuso en el envase, pero la realidad no es exactamente así. Aunque será correcto utilizarlos para dos o tres trabajos, no debemos olvidar otros productos específicos en nuestro equipo.

Y la lista es larga. Limpiadores para horno y para vitrina, lejía para los baños y la cocina, lavavajillas, antigrasa para los azulelos, etc. Sin olvidar el producto que mejor nos funcione para nuestros suelos, según sea un revestimiento laminado, una madera maciza o un cerámico. O ese microcemento que acabamos de poner tras una reforma. Estos productos son algo así como nuestro fondo de armario, esos imprescindibles con los que hacer limpieza en casa será un éxito seguro.

También te puede interesar:  Una mesa para los pequeños amantes del fútbol

¿Por dónde empiezo? La importancia del orden

Fuente: Ikea

En este manual práctico no puede faltar otra de las grandes dudas cuando estamos listos para hacer limpieza en casa o en el apartamento de alquiler. Y es la incógnita del orden. Muchas veces no nos planteamos si debería existir una planificación establecida y lo habitual es que comencemos por los muebles y después continuemos con los suelos. Tan sencillo como invertir el orden y mejoraremos muchísimo.

Pasar a fondo la aspiradora por todas nuestras estancias nos garantizará dejarlas libres de polvo, hasta los rincones imposibles y las zonas más inaccesibles si usamos sus accesorios. En cuanto a la duda de si aspirador o cepillo, lo más recomendable es evitar el uso de la escoba. Por muy tentados que estemos al tenerla cerca, colgada en la cocina o en la terraza. El aspirador limpiará con eficacia cualquier superficie, mientras que un cepillo puede arañar si arrastra pequeñas fragmentos de tierra, piedras o cristales.

Fuente: Vente Unique.com

A continuación, habrá llegado el momento para los muebles. Limpiar el polvo de las estanterías, mesas, y piezas auxiliares como los espejos y las lámparas de techo no es nada complicado. Por lo general es suficiente con utilizar un paño de algodón humedecido, y por supuesto de arriba abajo para no manchar lo que ya tenemos limpio.

Operación ventanas y cristales

Fuente: Rhyme.biz

Seguro que nuestra operación de hacer limpieza en casa incluye ponernos con los cristales de las ventanas y el balcón del salón. Y hasta puede que hayamos decidido esperar a que haga un día soleado para emplearnos con toda la energía del mundo. Aunque no es una mala idea, no es del todo correcta. Ante todo si queremos evitar que aparezcan manchas blancas en los cristales. A todos nos ha pasado. Y sucede porque los rayos de sol aceleran el secado del limpiacristales.

También te puede interesar:  Decorar escalera de caracol

De manera que cualquier día puede ser perfecto para dejar relucientes las ventanas de los dormitorios, o de otras estancias. Siempre y cuando no llueva, claro. Un consejo para que sus cristales queden realmente bien es secarlos con papel de celulosa. Haz la prueba. Y por cierto, nada de optar por secar cualquier superficie de cristal con la temperatura ambiente. Es otro de esos fallos comunes. Los paños de microfibra son perfectos para conseguir una transparencia total sin rastro de gotas o manchas. Y vale para una mesa de cristal, el espejo de nuestro recibidor o la moderna mampara de baño que hemos instalado recientemente.

Los textiles y las tapicerías: asignatura pendiente

Fuente: PortobelloStreet

A la hora de hacer limpieza en casa puede que las cortinas se nos resistan. Y también las tapicerías y alfombras. No terminamos de dar con la solución que acabe con las manchas creadas por los niños o por nuestra mascota. Este pequeño manual también ha pensado en ello. Empiezo por las cortinas y el modo de mantenerlas limpias sin que pasen por la lavadora cada dos por tres. De nuevo nuestro aspirador y sus correspondientes accesorios bastan para limpiarlas periódicamente, liberándolas del polvo. Así nos ahorraremos ese gasto de agua. Siempre que las caídas, visillos o cortinas no tengan manchas insalvables.

Fuente: Ikea

En cuanto a las tapicerías, no solemos acertar en la mayoría de los casos y pretendemos retirar las manchas rapidísimamente. Nuevo error a la vista. Nada como acabar con ellas en tres tiempos. Primero con un papel de cocina encima, para que absorba grasa, etc. Después podremos empezar a limpiar el rastro con una esponja seca. Y por último, utilizar el producto específico para nuestro tipo de tapicería, según tejido y composición. A partir de ahora, hacer limpieza en casa será coser y cantar.

También te puede interesar:  Cómo limpiar las cortinas de ducha

¿Te han parecido prácticos estos consejos?