Quizás tengas por casa algún libro al que no haces mucho caso últimamente (o nunca se los has hecho) y está por casa guardando polvo. Si es así aquí te vamos a enseñar a darle una nueva utilidad, claro que debe tener las tapas duras para poder sujetar el peso.

perchero libro1

No será más intrigante. Lo que vamos a hacer es un perchero, un perchero que tendrá como base el libro que escojamos. Otra opción: si no tenemos ningún libro de estas características podemos pedirlo a algún amigo o acercarnos a algún mercadillo o rastrillo y comprar uno de segunda mano. Aviso! no compréis un libro nuevo para hacerlo.

perchero libro2

También nos puede servir algún que otro block y archivador que tengamos por casa y que merezca la pena.  Solo tenemos que atornillar los ganchos de percha al libro (la cantidad dependerá del libro) y colgarlo después en la pared. No penséis colgar demasiado peso porque aunque sean tapas duras, al fin y al cabo es cartón y se puede resquebrajar.

Vía: Manualidades.tv