Si buscas un reloj original y diferentes deja de buscar porque aquí lo tienes. Es un reloj “ornitológico”, inspirado en el mundo de las aves.

Manualidades: un reloj ornitológico

Nada más verlo lo comprendemos porque no puede haber nada más identificativo de un ave que una pluma. Precisamente dos plumas hacen de manillas del reloj y los números están representados en forma de huevos, con diferentes tamaños y colores, porque un huevo de avestruz no es igual que un huevo de codorniz, extremadamente diferentes.

No se vende, sino que puedes hacerlo tu mismo, como el que vemos en la imagen. Los materiales que necesitamos son:

– un pequeños bastidor (de bordar)

– tela (cualquier tipo de tela, pero la tela rústica sería más idónea)

– tres plumas de diferentes tamaños

– imágenes de doce huevos diferentes

– mecanismo de un reloj

– pegamento

– tijeras

– pegamento caliente

Proceso:

El proceso es sencillo pero laborioso. Primero tenemos que poner la tela elegida en el bastidor, poniendo también una lámina circular para dar fuerza a la base del reloj. Una vez hecho esto procedemos a cortar las imágenes o dibujos de los huevos y los vamos colocando uno a uno en el lugar de los números.

A parte, pegamos las plumas al mecanismo del reloj y una vez pegadas y secas instalamos el mecanismo en el centro del reloj, lo fijamos bien y nos aseguramos de su funcionamiento.

Para finalizar rematamos los bordes que quedarán por detrás fijándolos con pegamentos rápido. Ya tendremos listo nuestro reloj ornitológico.

Vía: Design Sponge