Ya he encontrado una nueva utilidad para las cajas de “Melones de Villaconejos” que tengo por casa, claro que no son sólo de Villaconejos pero por mis tierras son conocidas por ello. También las encontramos en las panaderías, fruterías, mercados, etc… en fin, para transporte de alimentos.

Se trata de un diseño del brasileño Mauricio Arruda y ha bautizado su creación como José. Está inspirado en los barrios de Brasil y pensando en el cuidado del medio ambiente.

Cada estructura de madera tiene endifuras/huecos en los que se introducen las cajas en lugar de cajones, como un guiño a los mercados de frutas, verduras y hortalizas de brasil. La madera ha sido certificada por FSC y acabada con cera en lugar de con disolvente. Además los contenedores están hechos de plástico reciclado.

De esta forma ahorra en gasto de madera y también da un uso a un plástico que es probable fuera directamente a la basura.

Vía: Design Milk