¿Hay algo más molesto que estar comiendo y que una mosca esté rondando por la mesa? Te contamos cómo hacer un matamoscas casero con cosas de casa. Con ellos, las moscas ¡no se atreverán a acercarse a tu puerta!

Son rápidas, molestas y… muy, muy pesadas. Por eso, hemos recopilado los mejores matamoscas caseros, para que no tengas que soportar el zumbido dentro de casa. Además, hemos querido reunir algunos trucos no para matar moscas, sino para prevenir que lleguen a tu casa y ahuyentarlas de tu hogar. Apunta los siguientes trucos porque realmente funcionan y pueden ayudarte a tener una comida y una noche en paz.

Matamoscas casero con una botella de agua

matamoscas casero con botellas
Fuente: bricolaje10

Para hacer uno de los matamoscas caseros más efectivos solo necesitarás una botella de plástico (de un litro, litro y medio o dos litros).

  1. Divídela en tres (mentalmente) y córtala a la altura del primer tercio, dejando aproximadamente cuatro dedos desde la boquilla. Guarda las dos mitades porque después, las vamos a utilizar.
  2. Pon agua a calentar hasta que hierva durante 10 minutos. Después, baja el fuego y añade cinco cucharadas de azúcar. Remuévelo y déjalo reposar unos minutos hasta que se temple. Ahora sí, vuelve a coger la botella y ponte manos a la obra porque vamos a ‘montarla’ para convertirla en un matamoscas casero.
  3. El resultado final será algo así como una trampa para las moscas, por lo que os recomendamos pintar la botella de un color oscuro (o cubrirla con cinta aislante) para que no las veáis acumularse en ella (no, no es muy agradable, la verdad). Ahora coge la parte más pequeña (la boquilla de la botella) y colócala en el interior de la mitad más ancha, boca abajo, como un embudo.
  4. Por último, echa un poco de levadura al agua, que ya estará a temperatura ambiente. Vierte la mezcla en la botella y cuélgala en un lugar estratégico (ventanas, porche, en el jardín, cerca de la puerta…) El CO2 de la levadura las atraerá y no pasarán más allá de la trampa.
También te puede interesar:  Originales Estantes, con Libros

Matamoscas casero con azúcar y jabón

Una versión igual de eficaz pero menos desagradable para matar moscas (porque por lo menos no las ves), es crear un matamoscas casero con azúcar y jabón. El primero las atrae, el segundo las atrapa. 

  1. Llena un bote de cristal (como el de las velas o los tarritos de cocina) con tres cucharadas de azúcar blanco y jabón de manos (cuánto más espeso mejor).
  2. Mézclalo y colócalo cerca de las ventanas, en el jardín o en un rincón de la casa.
  3. Las moscas acudirán al tarro y, al tratar de absorber el azúcar, quedarán atrapadas en la densidad del jabón. La parte positiva es que suelen hundirse y no las ves flotar como ocurre en el agua. Cambia la mezcla cada semana (o cada dos) y olvídate de los tóxicos y caros insecticidas.

También te puede interesar: 21 asombrosas formas de utilizar tarros de cristal

Ahuyenta las moscas con plantas aromáticas

matamoscas casero
Fuente: Tumblr awelltraveledwoman

El matamoscas casero hecho con una botella es la mar de efectivo, sí. Pero reconocemos que no es muy agradable tener que cambiar el agua cada semana con un montón de moscas muertas en su interior. Por eso, queríamos daros algunos trucos para ahuyentar a las moscas sin atraparlas o matarlas. 

Se trata de una opción natural muy efectiva que además hará de ambientador en casa. Consiste en colocar romero, menta, albahaca o tomillo en las ventanas de la casa. La fragancia de estas plantas aromáticas repelen a las moscas así que actuarán de barrera natural ante éstas. Para una mayor efectividad, une varias ramitas de romero, menta y tomillo con un cordel y cuélgalas boca abajo en una esquina de la ventana.

También te puede interesar:  Idea para hacer un colgador romántico

¿Otro truco? Si contáis con cortinas de tiras goma o metal estáis de suerte. Ya de por sí, suponen una barrera perfecta para las moscas y, al menos, evitará que se metan fácilmente. Pero si quieres asegurarte que ninguna va a entrar prueba frotando lavanda por las cortinas. Las moscas huirán y tú llenarás el hall de un aroma fresco cada vez que alguien abra la puerta y mueva las cortinas de lavanda.

También te puede interesar: Ideas para aromatizar y decorar la casa con elementos naturales

Ahuyenta a las moscas con vinagre y limón

matamoscas casero
Fuente: cocinillas

Conocéis esa sensación molesta de estar comiendo en el campo y que un montón de moscas revoloteen cerca de los bocadillos, la tortilla de patata… ¿verdad? Pues bien, os aseguramos que las moscas odian los olores intensos con notas cítricas. Por eso, os proponemos dos opciones. Una letal y otra simplemente preventiva.

  1. La primera consiste en mezlcar vinagre con un poco de detergente y dejarlo en un plato a unos metros de la mesa donde estéis comiendo. Si se acercan y beben, morirán en pocos segundos. Si no beben, no morirán pero el vinagre blanco contiene ácido acético y éste hace que las moscas se muevan más lento y no puedan volar.
  2. La segunda opción es exprimir un limón al rededor de la zona donde estéis comiendo. No tires la cáscara, será una barrera más contra las moscas. Llénala con 6 o 7 clavos y déjala cerca de donde estéis comiendo. ¡Imposible que se cuele una mosca en vuestro terreno!

¿Conocéis algún otro matamoscas casero? ¿Cómo ahuyentáis vosotros a las moscas? ¡Cuéntanos tu método en comentarios o a través de nuestro Twitter @decoracion2 o nuestra página de Facebook.com/decoracion2

Compartir