Ha llegado la revolución y es que el paisaje urbano ya no es lo que era. Faltan parques, vegetación y árboles… ¿quién dijo árboles?

Y es que arte y  tecnología se combinan, en materia de decoración, avanzando a pasos agigantados.  Los árboles solares, si,  si árboles solares nos vienen de la mano del genial diseñador británico Ross Lovegrove.

Este singular artista buscaba una idea para iluminar la calle Ringstrae al lado del MAC (Museo de Angewandte Kunste) en Viena; durante la semana del diseño en la ciudad.

Creados en un principio a modo de decoración estos árboles están dando mucho que hablar.  Actualmente son bastantes los diseñadores que han seguido los pasos del británico Ross Lovegrove, de esta forman han dado paso a creaciones similares para adornar las calles de su ciudad. Así los Solar Mallee Trees, diseñados por los arquitectos Materne Pennino Hoare, iluminan majestuosos las calles de Adelaida –Australia

Las energías renovables cobran cada vez más importancia. Estos árboles se componen de paneles  fotovoltaicos y ampolletas de bajo consumo en algunas de sus ramas; estos les permiten captar la energía del sol para así transformarlas en electricidad.

La empresa Sharp es la dedicada a la construcción de estos paneles solares, aunque el diseño de ingeniería corresponde a la empresa Artemide.

¿Cuáles serán las ventajas de este tipo de naturaleza artístico-industrial? Su consumo es muy bajo 125 kwh, el resto de la producción la inyectan en la red de distribución eléctrica. Además evita la emisión de unas dos toneladas de CO2 al año.

Como para la iluminación solo requieren el consumo de 125 kWh de energía, el resto de la producción la inyecta directamente en la red de distribución eléctrica, con lo que se evita la emisión a la atmósfera de dos toneladas de CO2 al año. Los efectos medioambientales de cada uno de estos árboles solares son equivalentes a la plantación de seis árboles naturales al año.

¡Y Lo mejor viene ahora! Podremos recargar portátiles, móviles, reproductores… y un sinfín de gadgets.

Pero esto no es todo, os comunico que este diseño de exterior, ahora podemos tenerlo como precioso elemento decorativo en cualquier parte de nuestra casa… siempre, claro, que le dé el solecito.

Compartir