Nonona es una marca de mobiliario y objetos infantiles que en su colección incluye esta cuna de viaje. Se trata de un modelo que se pliega perfectamente dentro de una bolsa para facilitar su transporte, ideal al tratarse de una cuna de viaje en la que buscamos comodidad tanto para el niño como para su transporte.

Observando el diseño lo primero que vemos es que todas las esquina están redondeadas y suavizadas gracias a unas protecciones especiales que además confieren resistencia a la estructura, la seguridad es lo primero. Los paneles laterales son de rejilla, con lo que en todo momento se puede ver al bebé, y además su tacto es suave y agradable.

Tiene dos alturas, una más alta para los primeros meses del bebé, para acceder mejor a él, y otra más baja para cuando comience a levantarse y así evitar que se pueda caer hacia afuera. Además, en el exterior tiene también una bolsa portaobjetos para llevar sus juguetes y complementos. Sobre la estructura surge un arco de juego con peluche que penden de él.

También incorpora cuatro ruedas que le dan movilidad, pudiéndola llevar así de un lado a otro, pero con la tranquilidad de que no se moverá ya que tiene también frenos que se accionan con el pie. Además sirven para transportarla una vez que esté plegada, ya que a través de la funda se pueden extraer las ruedas, algo que aliviará el peso, aunque sólo sean 10’6 kg.

En cuanto a los colores, se vende en tres combinaciones de colores: verde y azul; rosa y gris; verde oscuro y rojo.

También te puede interesar:  Playtime, muebles a la medida de los niños

Más información: nurse.es

Vía: Pequelia

Compartir
Artículo anterior¿Te apetece un café?
Artículo siguienteMi planta ¡solo quiere Sol!
Redactora especializada en decoración de interiores.