La Bóbila no un fábrica de muebles. La Bóbila no es una restaurante. La Bóbila no es una ONG. Es todo eso junto y mucho más. Hace unos años Juan Granada y Miriam Cuatrecasas dedicidieron reutilizar una antigua fábrica de ladrillos y convertirla en un multiespacio en el que hay lugar para el diseño, la solidaridad, la ecología y el comercio justo.

El proceso de creación sigue el siguiente esquema: los diseños son creados en Corça (pueblo en el que se encuentran) y enviados a países del sudeste asiático y Marruecos donde son construidos artesanalmente. La finalidad es ayudar a los pequeños artesanos y clanes familiares del tercer mundo a través del comercio como herramienta de trabajo.

La calidad de los materiales es un requisito imprescindible, los muebles deben estar realizados con maderas certificadas que cumplan con el programa ecológico. Una vez fabricados vuelven a las instalaciones de La Bóbila donde se les dan los retoque finales para su comercialización.

El último paso de este proceso, la venta, tiene fines solidarios. Los ingresos de algunos productos se destinan a los programas de becas para la fundación Somos Uno (lucha contra la explotación sexual de las niñas tailandesas) y en verano se organiza una subasta de antigüedades y obras de arte para ampliar las ayudas. Todo este proceso provoca que cada mueble sea único, singular y con una gran historia que contar.

Nadie puede quedar indiferente al adentrarse en el mundo de La Bóbila. 5000 m2 de espacio en los que se mezclan Oriente y Occidente, pasado y presente, combinaciones que resultan en una colección con magia en la que cada pieza tiene personalidad propia. Como broche de oro a este espacio los visitantes pueden pasarse por Chef Christian Sorensen, un restaurante ubicado en la misma fábrica que está ubicado en el invernadero y que combina en sus menús la cocina japonesa con la mediterránea.

Realmente nos ha entusiasmado esta iniciativa y desde aquí damos la enhorabuena a aquellos que un día pensaron que el diseño puede servir para mucho más que para decorar.

Más información: La Bóbila Antic