En una época en que amueblar una casa es cada vez más fácil debido a las grandes cadenas de tiendas de decoración, los muebles de madera han quedado algo olvidados. Claro que aún se venden muebles de este tipo, pero la calidad de la producción en masa no se iguala a un verdadero mueble de madera hecho por un buen profesional.

Enviar a confeccionar un mueble a medida, por ejemplo puede ser una opción bastante costosa, pero será ciertamente una buena elección si busca lograr una pieza única y de verdadera calidad.

Para lograr tener exactamente lo que busca debe comenzar por obtener medidas del lugar donde pretende colocar el mobiliario; luego haga un esbozo de lo que busca.

No precisa que sea un dibujo perfecto, pero apenas que represente un esquema de lo que tiene en mente con las medidas correspondientes a cada parte. Haga algunas notas laterales de consideraciones a tener en cuenta si es necesario.

Luego piense si desea todos los compartimentos del mueble cerrados con puertas macizas o si algunos tendrán puertas de vidrio o si tendrá algunos estantes abiertos. Y si el vidrio será transparente o globular.

Piense en lo que pretende colocar dentro del mueble y decida si será algo que se deba ver desde el exterior. Luego es necesario pensar en el estilo del mueble y en las terminaciones del mismo. Sea un mueble simple, clásico, con o sin efectos.

En cuanto a este punto piense en cual será el profesional que realizará la confección, pues dependiendo de este artesano elegido, serán los estilos pre-definidos que serán su especialidad.

Finalmente es necesario pensar en el tipo de madera. Muebles más oscuros hacen que el ambiente sea más sobrio y transmiten un sentimiento más fuerte. Ya los muebles de madera más clara son más livianos y adecuados, por ejemplo en cuartos para jóvenes.

Tendrá aún la hipótesis de pintar el mueble con un color sólido. Uno de los colores mas lindos para pintar muebles es el blanco pues es un color fresco que no pesa mucho en la decoración.