Si buscas ideas románticas de San Valentín, para tu mesa… hoy te proponemos algunas sugerencias que seguro te van a encantar… o por lo menos pueden servir de inspiración para futuras decoraciones.

Este día buscaremos algo especial, un detalle muy romántico que convierta nuestros ambientes… en estancias del Amor! Recuerda que cualquier rincón puede ser el protagonista de este día tan especial.

Colocar un bonito arreglo, por ejemplo floral, hará que logremos el objetivo de crear una decoración que transmita un atractivo efecto visual. Deberemos tener en cuenta la forma de la mesa donde vayamos a ubicar el arreglo, ya que esta nos indicará cual es el idóneo.

Además de seleccionar un bonito arreglo, si es de flores pueden ser unas hermosas rosas frescas en color rojo pasión.. pero recuerda que además de esto también influirá la vajilla que vayamos a poner.

Si es una cena o comida, recuerda que sacar una bonita vajilla hará de nuestra mesa todo un lujo y personalidad. Busca una vajilla con encanto y elegantes copas de cristal.

Otro punto importante es la iluminación, por ejemplo las velas proporcionan una tenue luz… ideal para momentos de amor y pasión… por ello quizás poner unos románticos candelabros o unos portavelas bien bonitos.

Por último el mantel es algo esencia, que determinará el resto de la decoración. Si quieres ligar el aspecto romántico a una decoración vintage qué mejor ocasión para sacar el mantel  antiguo de lino, o un mantel realizado por nosotros mismos… incluso podemos poner manteles superpuestos o de doble tela.

Para ello los cortes deberán ser irregulares, recogeremos la tela hacia uno o dos lados para que se vea la textura de abajo… incluso como segunda tela podemos poner tul blanca… o por qué no? utilizar un bonito mantón para aderezar el ambiente.

Los caminos de encaje estarán a la orden del día y los individuales rústicos podrán ser combinados con pequeños ramilletes florales, velas, candelabros o todos los elementos románticos que se nos ocurrán.

Por último comentar que los colores ideales para una decoración romántica serán los tonos cálidos y los pasteles.