La piedra, se ha convertido en parte de muchos aspectos de la casa, en este caso, vamos a comentar las aplicadas a los muebles, pues estos, dan una sensación del todo natural con este estilo. Es todo un lujo contar con muebles fabricados en piedra, pues proporcionan a la casa un espacio muy acogedor, dan una sensación algo especial y con estilo propio, muy distinto.

Cuando los fabricantes, comenzaron a decantarse por este material para realizar la mobiliaria del hogar, se dieron cuenta que es combinable con cualquier resto de material, por ello, los podemos encontrar de lo más original, incluso con diferentes tipos, dentro del mismo material de piedra, ya que esta ofrece muchos tipos.

De estos muebles, se puede pensar que son muy duraderos  y que requieren pocos cuidados, pero todo lo contrario, aun siendo muy fuertes, gracias a la piedra, sus cuidados han de ser algo especiales, ya que pierden su brillo y tienen muchos poros o con el tiempo, se crean fisuras.

Es aconsejable cuando vaya a elegir un mueble de estas características, que el defecto que pueda tener la piedra, ya no es corregible, como pudiera ser una madera, pues estará permanentemente  aunque sin influir en su deterioro.

Si con el tiempo pierden brillo, la única forma que hay para recuperarlo, son sprays especiales para ello, recuerda que los principales materiales de los muebles de piedra, son el cemento y el mármol.

Si los muebles, van a estar al aire libre, un consejo, es que en invierno sean cubiertos y en verano, se rocíen con vapor de agua para evitar las fisuras.