Queridos amantes del naranja, este hermoso color es perfecto para transmitir alegría, estimulis y además aplicado en los espacios correspondientes nos permitirá realizar diferentes composiciones algunas más informales y otras mucho más frescas y modernas.

El añadir naranja en nuestra cocina, nos ayudará brindando amplitud, personalidad y mucha fuerza. Un color muy atractivo matizado por un solo color… el blanco.

En interior blanco y naranja combina a la perfección, donde la gota final la colman la extensa alzada con su acabado en acero inoxidable o bien los electrodomésticos que integran la propia cocina.

Además vemos diversos accesorios que comlementan y enriquecen la decoración de este espacio… entre ellos vemos algunas bonitas lámparas también en acabado metálico y brillante, en acero inoxidable… de esta manera se busca un equilibrio dentro de una decoración de color vibrante.

El suelo es exactamente del mismo color que el resto del espacio, esto nos permitirá ofrecer cierto efecto visual de uniformidad enla propia estética del ambiente. Además crea sensación de un espacio mucho más diáfano.

En esta ocasión el color naranja, se ha utilizado para separar un espacio dentro de una misma estancia. Con este vibrante color se distinguie perfectamente la cocina del salón y del resto del hogar.

Jugar con los colores también sirve para dividir espacios, como en esta ocasión. Dado que los apartamentos y estudios suelen ser pequeños, jugar con los colores es una estupenda solución.

En la cocina vemos una isla central o barra d cocina, esta se ha utilizado por ser muy práctica a la hora de cocina, pero también para comodidad a la hora de desayunar o merendar.

También vemos que es un elemento decorativo que conviene bastante pues justo donde se encuentra  hace la función de separar los ambientes de manera visual…. la cocina y el salón.