Ya te hemos mostrado algunas curiosidades que pueden hacerse reciclando botes vacíos, como por ejemplo, un cargador de móvil. Hoy os traemos otra idea muy original: hacer estanterías con botellas de plástico.Estanterías hechas con botellas de plástico. Recicla tus recipientes de plástico.

Y es que esto del reciclaje es todo un arte con el que podemos hacer desde pequeñas manualidades hasta grandes reformas para cambiar completamente el aspecto de nuestra casa. Como por ejemplo, la propuesta que os traemos hoy, que puede convertir vuestro entorno en todo un templo al reciclaje con una estanterías muy funcionales.

Además, pueden dar un gran colorido a la casa y se fabrican de manera muy sencilla. Lo único que tienes que hacer es guardar esos botes de lejía, detergente, limpia suelos… todos esos productos de limpieza que utilizas a diario. Cuanto mayor sea el bote, en este caso, mucho mejor porque podrás hacer estanterias más grandes.

Cuando ya hayas seleccionado los materiales, corta el bote por la mitad, en vertical. Tendrías que tener dos mitades simétricas (más o menos). Puedes ponerlo tal cual en la pared o antes, pintarlo de un color que te guste para que sea más original. Una vez que ya esté listo, lo fijas en la pared y le colocas una pequeña base, del mismo color que el bote, donde poder poner los objetos que quieras: velas, libros, jarrones…

Si colocas varios, como ves en la foto, puedes tener un rinconcito muy curioso. Puede ser ideal, por ejemplo, para el cuarto de las herramientas o para la habitación de la lavadora. Así podrás decorar con unos elementos acordes a lo que guardes en la habitación.

También te puede interesar:  Original mueble modular de Rui Grazina

Aunque también en otros lugares de la casa puede dar un efecto muy divertido. ¿Te apuntas al reciclaje?

Fuente: Recyclart