El salón es una de las zonas más utilizadas de la casa, sin duda uno de los espacios de la casa en los que más tiempo pasamos. Es por ello que la comodidad, la funcionalidad y la estética son fundamentales.

Un pequeño salón también puede ser funcional y muy cómodo, es sólo cuestión de buscar el mobiliario y los complementos adecuados. Si cuentas con un pequeño salón, esta puede ser una muy buena solución:

otomanos

En lugar de incluir en la decoración asientos que ocupen más espacio, puedes sustituirlos por uno o dos pqueños otomanos. Así, lograrás que el espacio parezca más amplio, evitarás sobrecargar la decoración y también conseguirás crear un espacio mucho más versátil y funcional.
Los otomanos, ofrecen múltiples opciones: puedes utilizarlos como asiento extra cuando lo precises, si lo deseas se pueden convertir en unos cómodos reposapiés e incluso, si lo necesitas, puedes utilizarlos como mesa auxiliar en cas de que necesites una en un determinado momento.

La mayor ventaja de incluir uno o varios otomanos en el salón es que te permite lograr un espacio cómodo y muy flexible, de manera que puedes adaptarlo a tus necesidades o a las circunstancias de una forma muy fácil.

En el mercado encontrarás infinidad de modelos y propuestas en otomanos, fabricados en diferentes materiales, en infinidad de diseños y colores… En fin, que los hay para todos los gustos y también para todos los bolsillos. Elige el tuyo y convierte tu salón en un espacio más agradable y cómodo.