Hoy en Decoración 2.0 os contamos la forma de deshacernos del papel tapiz. Si tienes alguna habitación que quieras remodelar y no sabes como eliminar, este tipo de papel, hoy te damos algunos consejos de como hacerlo.


Cuando el empapelado de una estancia se encuentra deteriorado o simplemente ya no nos gusta y queremos cambiarlo por otro podemos retirarlo sin dejar rastro del mismo. De esta forma podremos pintar las paredes, volver a empapelarlo con otros colores… etc.

Deberemos tener mucho cuidado al despegar el papel de la pared, pues podría dañarse esta… muchas veces se debe a la falta de imprimación del muro o pared antes  de colocar el papel.

Debemos saber que existen muchos tipos de papel tapiz diferente. Entre ellos podemos encontrarnos con los tipo vinilo adhesivo, estos pueden ser quitados de forma sencilla, muchos solamente has de tirar sin llegar a mojar la pared.

Algunos tipos de papel suelen estar recubiertos de una capa de pvc, la cual suele desprenderse fácilmente del pegamento. De esta forma intentaremos eliminar la capa de vinilo tanto como poddamos, para ello busca una esquina que este suelta. Intanta utilizar herramientas para masilla o raspadores para comenzar.

Para quitar el pegamento adherido a la pared o muro  lo haremos con una remoción húmeda o con vapor. Recuerda que para hacer esto deberemos desconectar la electricidad.

Ahora llena medio recipiente/cuba de agua más bien tibia y añadimos un tapón de suavizante de la ropa. Esta solución  la aplicaremos en la pared o muro con ayuda de un pulverizador o un rodillo… también podemos utilizar algún trapo para ello o una esponja. Asi humedeceremos las esquinas.

Recuerda que esta solución cubrirá totalmente la pared, intenta que llegue a todos los rincones donde haya papel deja reposar unos diez minutos. Después el retirar el papel mojado será un verdadero placer. Para hacer esto nos ayudaremos de una espátula o raspador.

Una vez eliminado por completo, limpiaremos las paredes con ayuda de una esponja. Para ello haremos otra solución con suavizante y agua tibia.  Deja secar.

Si quieres volver a pintar o a empapelar recuerda que las paredes han de estar bien secas. También puedes aplicar una imprimación acrílica o de sellador de paredes, antes de pintar.