Sentir que nuestra casa es segura y está protegida es fundamental para garantizarnos calidad de vida.

Una buena alternativa es instalar una alarma y hacerlo no tiene por qué ser tan complicado. En este artículo te daremos algunas opciones de alarmas que puedes comprar y la manera de colocarlas.

Cabe destacar que si no tienes demasiada experiencia en la instalación de material eléctrico deberás contratar un profesional quien realice la instalación. Algunas alarmas son más complicadas que otras, pero todas tienen fundamentalmente tres componentes: los sensores que detectan movimiento, un panel de control con una clave y una sirena.

Instalar una alarma
Fuente: Sandra

En el momento de la instalación lo mejor será dibujar una plano de la casa y en él marcar los puntos de entrada y salida. Escoge los lugares en donde pondrás los sensores que deben encontrarse en lugares escondidos pero cerca de las ventanas y puertas. Algunos sistemas de sensores tienen que ir conectados por cables hasta el panel de control y otros van por transmisores.

Instala el panel de control a una altura que sea accesible para todos los miembros de la familia. Sigue las instrucciones de la alarma a la hora de programar el panel de control y la sirena. Se tiene que crear un código de seguridad para activar la alarma.

Recuerda realizar una prueba para verificar que todo funcione bien, en el caso de que exista un problema consulta con el fabricante de la alarma.

Existen diferentes tipos de alarmas domésticas, el objetivo principal es proteger contra los intrusos. Los detectores que se usan tienen la capacidad de diferenciar entre un niño, un animal y un adulto.

Estas alarmas previenen que los ladrones ingresen a tu vivienda, además de que se genere la ruptura de puertas y ventanas. En muchos casos la alarma se encuentra conectada a una central de alarmas y en otras ocasiones a un sistema de televigilancia.