En esta época del año apetece más que nunca renovar la casa, lograr un cambio de look magistral centrándonos en aquellas zonas donde todos nos fijamos. Y desde luego las superficies que más se prestan a ello son los muros y tabiques de las estancias. Tan divertido como pintar las paredes con juegos ópticos que lleven tu firma. Desde luego con estas ideas ya no parecerán las mismas. ¿Me sigues?

pintar las paredes con juegos ópticos
Fuente: Decorblu

Lo sé. No es fácil decidir por dónde arrancar. De repente todos tus interiores domésticos te parecen ideales para decir adiós a la uniformidad y empezar a pintar las paredes con juegos ópticos. Pero no se trata de que nuestra casa se convierta en un escenario multicolor. La idea es apostar por una serie de dibujos decorativos y efectos sobre esos tabiques que están pidiendo a gritos un golpe de personalidad.

Pintar las paredes con juegos ópticos: un plan brillante

Fuente: Bruguer

Si eres de los que te gusta poner mucho de ti en la decoración, pintar las paredes con juegos ópticos es un plan lleno de alicientes. Además de decir adiós a los acabados lisos y aburridos, podrás sacar ese pequeño artista que llevas dentro. Dejar que tu imaginación se ponga en acción y comenzar a plasmar tus ideas más divertidas y originales. Se trata de realizar murales y dibujos que den vida a estas superficies sin que para ello sea preciso dominar ninguna técnica pictórica en concreto. Si se te da bien dibujar, no lo dudes. Solo necesitas una cinta de pintor, lápiz y regla y esos tonos nuevos de pintura realmente especiales. Pronto verás que pintar las paredes con juegos ópticos te ha servido para dar un aire más interesante a tus espacios domésticos.

También te puede interesar:  Como decorar tu cocina

En tu pequeño recibidor, en la entrada de tu cocina o en el cuarto de los peques. Lo mejor de esta propuesta es que acepta cualquier zona de la casa. Todas las habitaciones pueden beneficiarse de un proyecto así. Tú decides dónde pintar las paredes con juegos ópticos.

Pequeños trucos que dan relieve

Fuente: Bruguer

¿Qué tal la idea de dar volumen y relieve a un tabique estrecho en tu salón moderno? ¿O a esa columna que sobresale en medio de nuestro dormitorio ecléctico? A veces pintar las paredes con juegos ópticos solo consiste en generar una sensación de profundidad sobre una superficie demasiado uniforme. Sin tener que ponernos a buscar colores nuevos que armonicen con los que ya existen en la habitación. Podemos basarnos perfectamente en el que predomina en la estancia, pero optando por un tono más oscuro. Tan sencillo como eso.

Ese pequeño toque maestro con tu mano artística puede ser suficiente para lograr que estos elementos adquieran mayor volumen visualmente. Se verán más dinámicos y como consecuencia tendrán más protagonismo en el conjunto de la decoración. Si el efecto te convence, prueba en otros lugares. Pintar las paredes con juegos ópticos es decir adiós a la monotonía.

Zócalos inacabados y geometría por todas partes

Fuente: IenLightu

Pintar las paredes con juegos ópticos también permite rescatar soluciones decorativas que siempre nos han encantado. Y tal vez los zócalos con pintura figuren entre ellas pero hasta ahora no habías dado con la manera de integrarlos en tu estilo actual. Aprovecha esta ocasión para incorporarlos pero de una manera diferente. Puedes inspirarte en los colores que son tendencia, como el verde oscuro y el rosa palo, para empezar a realizar un mural de 1 metro y medio de altura aproximadamente. El toque divertido vendrá en la manera de rematarlo. Realiza líneas irregulares que simulen un paisaje de la Naturaleza o siluetas de figuras vegetales. Y si te sientes en racha, lánzate a dibujar pequeños insectos en la parte superior de la pared. Ahora que el efecto selva está de plena actualidad, tienes muchas ideas en las que pensar.

También te puede interesar:  Una cocina repartida en casa
Fuente: Behang Fabriek

¿Y qué tal la opción de apostar por un degradado? Si te gusta experimentar con las combinaciones de colores y sus intensidades, es muy fácil sucumbir al efecto Ombré del que ya te he hablado. Además, puedes realizarlo utilizando tonos de la misma gama o empleando dos colores distintos y muy contrastados. Desde luego la mejor elección si te apetece un resultado más impactante. Reserva este trabajo para algún rincón con buena luz natural, y así se apreciará bien su aspecto inacabado.

También puede quedar genial en tu dormitorio, junto a la zona donde has creado tu pequeño vestidor de diario. Y en alguno de los tabiques que delimitan el comedor. Si has sucumbido al encanto de la geometría, apuesta por sus siluetas y trasládalas a un lugar especial de casa. Con la ayuda de una plantilla evitarás sorpresas. Así de creativo puede ser pintar las paredes con juegos ópticos.

Ventanas pictóricas: la otra mirada

Fuente: Bruguer

Contemplar los espacios con otra mirada. Es otra de las virtudes de pintar las paredes con juegos ópticos. Maravilloso, ¿no crees? Hacer dibujos enmarcados para encuadrar ambientes. Crear composiciones que parecen ventanas llenas de color y dinamismo. Y dar vida a pequeños huecos de pared entre muebles con soluciones donde la imaginación manda.

Fuente: Bruguer

De nuevo cualquier habitación se presta a renovar su imagen con este golpe de efecto. Puedes plantearte pintar un bello mural liso para enmarcar unas estanterías, quizá en tu dormitorio. Habrás logrado dar un protagonismo total a esa zona de la habitación con solo añadir un nuevo plano de color. Si te apetece hacer dibujos más divertidos, encajan mejor en habitaciones de adolescentes o en cuartos infantiles, con libertad total para tu genio creativo. Unos cuantos círculos a mano alzada y en diferentes tamaños tal vez sea lo que vas buscando. Son motivos simpáticos y cuanto más imperfectos más improvisados parecen. Como verás , no hay límites a la hora de pintar las paredes con juegos ópticos.

También te puede interesar:  Elige una buena campana para tu cocina

¿Te parece una idea decorativa sugerente?