A través de Design Sponge hemos encontrado una opción más para usar las pizarras en casa. Con la ayuda de la pintura de pizarra hemos aprendido que se pueden pintar paredes enteras o parte de ellas para aprovecharlas y pintar recordatorios para el día a día o como mural de dibujo para los niños.

Pero también podemos incrustar las pizarras dentro de un marco, en este caso un marco vintage. En Etsy hemos encontrado algunos que se venden ya hechos, pero también podemos hacerlo nosotros mismos, buscando un marco que nos guste y adaptando la superficie de la pizarra.

Así tendremos a mano siempre un “bloc de notas” para apuntar lo que tenemos pendiente. Una idea muy útil para los que necesitan una ayudita para su memoria.