Ya está aquí. Ya ha llegado. No es la primavera, bueno, si es la primavera, pero yo me refiero a una compañera inseparable de la estación de las flores: la alergia. Ya me empieza a picar la nariz y los ojos, sintomas ineludibles de que mi amigo el polen está entrando de lleno por mis fosas nasales.

Es muy divertido, sobre todo andar todo el día con un pañuelo en la mano y la nariz roja. Por la casa hay repartidas cajas de pañuelos, para cojerlos en el momento que venga el estornudo. Al menos he encontrado una solución para que estas cajas luzcan un poco bonitas y estéticas, incluso a conjunto con la decoración de cada estancia.

Puestos a tener pañuelos por todos lados por lo menos que decoren ¿no? Solo necesitamos una tela y seguir las instrucciones del siguiente vídeo.

Más información: Videodecoración