Una vez terminada la semana laboral, o a punto de, solo queda relajarse y disfrutar de la tarde del viernes, que para mí es el mejor momento del fin de semana. A pesar de ser un poco corta, porque empieza cuando ya está bien entrada en horas, nos da la sensación de libertad absoluta y completa ya que aun llegamos al intenso sábado ni el temeroso domingo y lo tenemos todo para dar y todo por hacer. La noche del viernes es maravillosa porque cuando sea parte del pasado aun tendremos dos días más para descansar. En definitiva el viernes es mi tarde, mi día y mi noche favoritos.

Sin dudas la cena del viernes es especial porque de cualquier forma la familia estará unida o por lo menos hasta que los chicos sean adolescentes y no aparezcan por casa durante todo el fin de semana. Es buen momento para preparar una cena especial, mezcla de la posibilidad de sentarse a la mesa tarde, porque al otro día no hay que madrugar, de la buena disposición de los comensales, felices porque empieza el descanso, y del genio inigualable de la cocinera, que soy yo, que de la felicidad se atreve a realizar sabrosas recetas.

Pizza_Oven_1

Nada mejor que una pizza para toda la familia y con el ánimo de hacerla perfecta el horno PIZZAZZ, de la casa de accesorios para cocina PRESTO, nos da una verdadera ayuda. No necesita precalentarse, con su movimiento rotativo asegura que la cocción sea uniforme, no desprende calor, permite que tus preparaciones sean tan gruesas y llenas de queso como quieras y además es fácil de limpiar, de guardar y de usar. Mayor información en la página Web www.gopresto.com