Los productos de limpieza ecológicos ayudan al cuidado del medio ambiente. Además te vendrán muy bien para economizar en casa, si necesitas reducir gastos. Hay muchas formas de gastar menos y utilizar productos naturales ¿quieres averiguarlo? En el post de hoy te recomiendo hacer jabón casero.

Dentro de los productos de limpieza ecológicos, el jabón casero es de lo más útil. Lo puedes hacer de miles de formas diferentes y colores distintos. Los jabones caseros pueden hacerse aromatizados, sin aroma, neutros; jabones de azufre, de Aloe vera,  utilizando glicerina o haciendo uso de aceite, como en este caso te propongo.

jabon casero
Fuente: Kim

Puede que a algunas personas no les haga gracia reciclar aceite usado, para crear jabón… pero realmente lo recomiendo. Este tipo de jabones artesanales, se pueden utilizar para limpiar muchísimas cosas. Incluso es bueno para la piel ¿Te animas?

Para deshacerte del aceite sobrante, basta con llevarlo a un punto de recogida (donde va destinado a transformarse en combustible biodiésel) ¡Olvídate de tirarlo donde quieras! Si quieres ayudar a tu medio ambiente y gastar menos en casa, con otros productos de limpieza más caros, hacer jabón es una buena idea (además muy efectiva en su limpieza).

PRODUCTOS DE LIMPIEZA ECOLÓGICOS: JABÓN ARTESANAL
Ingredientes:
  • 1 litro de aceite usado (de freír)
  • 1 litro de agua
  • 160 g de sosa cáustica de 90%
  • 20-40 ml de aceite esencial (opcional)
  • Recipiente para usarlo como molde
Preparación

Ante todo tengo que decirte que te pongas unos guantes, para manejar la sosa cáustica. Recuerda que es un material abrasivo, así que deberás trabajar con cuidado y en un lugar ventilado. Por lo demás es muy sencillo de preparar jabón casero ¿Te animas?

Primero añade el litro de agua en una olla grande, preferiblemente de acero inoxidable (aunque también puede ser de plástico) Después añade, cuidadosamente, la sosa cáustica. Seguidamente remueve bien, hasta que se disuelva el polvo en el agua. La sosa hace que la temperatura aumente bastante, por lo que no te extrañe ver algo de humo o vapor. Procura no inhalarlos.

Una vez mezclado todo, deja reposar hasta que la temperatura baje. Si tienes un termómetro de cocina, comprueba que la mezcla está en aproximadamente 35ºC. Si quieres dar un buen olor a tu jabón, este es el momento de añadir algunas hierbas aromáticas o esencias en gotas ¿cuál prefieres?

Una vez que ha llegado la mezcla a esta temperatura, echa el aceite de cocina usado, poco a poco. Seguidamente remueve muy bien todo el contenido. Debes remover de forma constante y siempre, siempre, en el mismo sentido. Esto te lo comento porque si varías la forma de remover, puede cortarse la mezcla. Esta parte es donde más paciencia has de tener, ya que tienes que remover durante media hora o cuarenta minutos, como mucho, todo el rato sin parar.

Verás que poco a poco la masa comienza a espesar. A este proceso se le llama saponificación. Cuando veas que la mezcla es una pasta, ya puedes volcar ésta en uno o varios moldes. Dependiendo si quieres hacer un jabón grande o varios pequeños. Por último el jabón debes dejarlo reposar 30 días, sí un mes entero.

Así que si haces jabón, intenta hacer más de la cuenta así tendrás de reserva, mientras lo vas gastando poco a poco. Luego, puedes ir haciendo más pero en menor cantidad. Estos jabones pueden irritar la piel, si los utilizas antes de los 30 días, ya que podrían contener trazas de sosa. Después de este tiempo, puedes utilizarlo de forma segura para lavar la piel, la cara, suelos, paredes o incluso puedes envolverlos para regalo. Además es una actividad buena para el medio ambiente, entretenida para nosotros y funcional como producto de limpieza ¿Qué te parece? ¿Cuál es tu jabón favorito?

  • Mara

    Muy bien explicado! Yo siempre le echo aceite esencial de naranja, o de menta, a veces los dos jeje, me gusta mucho el aroma que le da.