En el día de hoy te brindaremos unos trucos que seguramente te serán de utilidad. Con el paso del tiempo las ventanas y las puertas requieren de cierto mantenimiento para que sigan cumpliendo sus funciones, en este artículo encontrarás, puntualmente, soluciones rápidas para que sepas cómo reparar una puerta.

En ocasiones las puertas de madera de nuestra casa pueden desgastarse, descolgarse o pueden empezar a hacer ruidos extraños, la mayoría de estos problemas es consecuencia de la dilatación de la madera. Gracias a estos tips podrás encontrar una solución rápida y fácil de seguir.

Cómo reparar una puerta
Fuente: Paco PC

Problemas en las bisagras de tus puertas

Entre los problemas más frecuentes encontramos el de las bisagras, notarás que al abrir o cerrar la puertas chirrían. Entre las alternativas más fáciles encontramos la de quitar la puerta, limpiar bien las bisagras para quitar los restos, y después colocar algún lubricante como aceite o vaselina. También podrás aplicar en la bisagra grafito en polvo, si no lo consigues en la ferretería puedes prepararlo tú mismo machacando la mina de los lápices.

Otro problema frecuente con las bisagras de las puertas se genera en las arandelas que separan las dos partes de la bisagra. En estos casos lo ideal es cambiarlas por algunas nuevas.

Problemas de roces

Puede suceder que el problema no sea en sí de la puerta sino del suelo, que por diferentes motivos se ha dilatado, esta puerta se volverá difícil de cerrar, en estos casos lo aconsejable es lijar el borde de la puerta con una lija de grosor 80. Sólo deberás pegar la lija con cinta de carrocero al borde inferior y abrir y cerrar la puerta varias veces. Notarás que la superficie se va lijando sin problemas.

Si el problema que se presenta no se vincula con la dilatación puede suceder, simplemente, que los tornillos se hayan aflojado un poco. En este caso la solución es aún más simple, sólo tendrás que ajustarlos.